En tiempo récord suspenden por 120 días a Daniel Abugattás

shadow

 

Con celeridad inusitada, el pleno del Congreso suspendió por 120 días al legislador nacionalista Daniel Abugattás, por transmitir, a través de su celular, la sesión reservada en la que se desestimó una recomendación de la Comisión de Ética Parlamentaria de suspender al legislador Wilder Ruiz.

El presidente del Congreso, Luis Iberico, explicó que la sanción contra Daniel Abugattás , que obtuvo 51 votos a favor y 34 en contra, fue por infringir el Reglamento del Poder Legislativo, según el cual los parlamentarios al jurar su cargo, se comprometen a guardar el secreto de las sesiones privadas.

El Pleno del Congreso, en sesión reservada, había desestimado el informe de la Comisión de Ética Parlamentaria que recomendaba suspender por 120 días a Wilder Ruiz, acusado de despedir a una trabajadora de su despacho, que se encontraba en estado de gestación.

Terminada la votación, que no aprobó el mencionado informe, Daniel Abugattás transmitió un video en vivo usando la cámara de su celular, con el argumento de que actuó de ese modo para exponer ante el país la decisión del Pleno sobre el caso Wilder Ruiz , a la cual calificó de ‘vergonzosa’.

El parlamentario oficialista negó haber cometido alguna falta porque había terminado la sesión reservada,  y criticó que no se le haya entregado algún documento donde se le especificase de qué se le acusaba.

Primer antecedente en el fujimorismo

La actitud del legislador nacionalista Daniel Abugattás de revelar detalles de una sesión secreta tiene como antecedente un hecho similar ocurrido hace 18 años, y que ameritó una sanción al desaparecido parlamentario Javier Diez Canseco.

En efecto, la noche del 22 de julio de 1997 el Pleno del Congreso, con mayoría fujimorista, sesionaba en secreto con la presencia del entonces presidente del Comando Conjunto, general Nicolás de Bari Hermoza, quien había llegado al Parlamento acompañado de la cúpula militar.

diez-casnseco-javbuier800

El entonces parlamentario Javier Diez Canseco, presente en el hemiciclo, informaba de lo sucedido en dicha sesión, vía telefónica, al programa del periodista César Hildebrandt, que se transmitía en vivo a esa hora.

La mayoría fujimorista de entonces lo detectó y la sesión fue suspendida. En este caso, días después, Javier Diez Canseco fue sancionado con 120 días de suspensión. (ECHA- Agencias)