A los 91 años murió hija única del dictador español Francisco Franco (VIDEO)

shadow

 

MADRID/España.- A los 91 años falleció Carmen Franco, Marquesa de Villaverde e hija única del dictador Francisco Franco, quien creció confinada en casernas militares y después en palacios donde la educaban institutrices francesas.

Abuela elegante con pelo castaño, Carmen Franco y Polo era la presidenta de honor de la Fundación Nacional Francisco Franco, creada para celebrar la figura del “Generalísimo, Caudillo por la gracia de Dios”, fallecido en 1975 tras 36 años en el poder.

La hija única del dictador español Francisco Franco admitió que fue un padre autoritario y machista, pero hasta su muerte este viernes a los 91 años, siempre defendió su memoria.

Hasta el año pasado, cuando salía de una tradicional misa en memoria de su padre, los participantes le hacían el saludo fascista frente a una iglesia en pleno Madrid.

“A mi padre que le juzgue la historia, yo no”, se justificaba este año en el epílogo de una biografía novelada escrita por la periodista Nieves Herrero basándose en una serie de conversaciones con ella.

 “Cuando me dicen que fue un dictador no lo niego pero tampoco me gusta porque me lo suelen decir como un insulto. Sin embargo, a mí no me suena tan mal”, señaló.

Coautor de un golpe de Estado en 1936 contra la Segunda República española y vencedor de la sangrienta guerra civil que culminó en 1939, Francisco Franco se instaló con su mujer y su hija en una residencia real cerca de Madrid: el palacio del Pardo con unos vastos terrenos.

Allí “Carmencita” rezó por su padre cuando se reunió en 1940 con el canciller alemán, Adolf Hitler, en Francia, y también aprendió a cazar, una de las pocas aficiones compartidas con su padre al que describe como “machista, como los hombres de su época” y al que “siempre le gustó mandar en todo”.

En la iglesia del palacio del Pardo, con una lujosa diadema coronando su cabeza, se casó en 1950 con el marqués de Villaverde, Cristóbal Martínez Bordiu, en una pomposa ceremonia.

Tras la muerte de Franco en 1975, “la hija del Generalísimo” se convirtió en “la hija del dictador” pero el rey de la nueva democracia española, Juan Carlos I, al que el dictador escogió como sucesor, la nombró “duquesa de Franco” y veló para que ni ella ni su madre fueran importunadas, según su biógrafa. (ECHA – Agencias)