España: Dos líderes catalanes a prisión acusados del “delito de sedición” (VIDEO)

shadow

 

BARCELONA.- En medio de la peor crisis política en España en los últimos 40 años, los líderes catalanes independentistas, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, este lunes fueron enviados a prisión acusados del presunto delito de sedición.

El arresto de Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, y Jordi Sánchez, de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), los líderes independentistas más influyentes amenaza con tensar la crisis entre los separatistas de Cataluña y el Gobierno central, tras un nuevo día de diálogo de sordos.

Luego de un cruce de cartas entre el presidente catalán, Carles Puigdemont y el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, la jornada culminó con noticias de los tribunales, donde también se libra la batalla informó el diario estadounidense Nuevo Herald.

Una jueza de la Audiencia Nacional, tribunal especializado en los casos más complejos, decretó la prisión preventiva por el delito de sedición ligado a hechos ocurridos el 20 de septiembre en Barcelona.

El auto los señala como los “principales promotores y directores” de una multitudinaria concentración ese día ante un edificio del Gobierno catalán en el que la policía española efectuaba registros para impedir el referéndum de autodeterminación en Cataluña del 1 de octubre.

Los manifestantes dañaron vehículos policiales y dificultaron por horas la salida de los agentes y, según la denuncia,  los dirigentes se subieron sobre un vehículo de la Guardia Civil española y llamaron a “la movilización permanente”.

La jueza decretó su encarcelación porque temía que pudieran “destruir fuentes de prueba” o incurrieran en “reiteración delictiva”, toda vez que pertenecen a un “grupo organizado” que busca “fuera de las vías legales la independencia de Cataluña”, según el auto.

Mientras que los líderes fueron enviados a prisión provisional tras declarar ante la Audiencia Nacional este lunes, otros dos encausados por los hechos, el jefe de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, y una subalterna quedaron en libertad provisional.

En protesta, estalló una cacerolada que resonó por extensos minutos en varios barrios de Barcelona y otros lugares de Cataluña. (ECHA- Agencias)