España hace pedagogía sobre las propiedades del aceite de oliva en EEUU

shadow

 

WASHINGTON.- El sector del aceite de oliva español hace pedagogía en Estados Unidos sobre las propiedades saludables del producto, que reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares cuando se consume dentro de una dieta mediterránea.

La Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español y la Diputación de Jaén concluyeron hoy un viaje de trabajo a San Francisco y Washington para explicar a médicos estadounidenses las conclusiones del estudio Predimed sobre los beneficios del producto.

“Hemos encontrado una oportunidad en un colectivo que entendemos que son verdaderos prescriptores, no solo en España sino en el resto del mundo, y es el colectivo médico”, explicó hoy el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, en declaraciones a Efe.

Reyes y la gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Teresa Pérez, se reunieron hoy en Washington con la consejera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, María Isabel Artime, para explicarle los detalles de su estrategia.

“Este convenio pretende realizar una serie de acciones en ocho países de América, Asia y Europa con encuentros con el colectivo médico para explicarles a través de los autores del estudio Predimed los efectos para la salud del incremento del consumo de aceite de oliva virgen extra”, indicó Reyes.

La primera parada ha sido en EEUU, país en el que España ya es el principal exportador de aceite de oliva, con un encuentro con médicos y nutricionistas en San Francisco organizado por el Instituto Culinario de Estados Unidos y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

El estudio Predimed (PREvención con DIeta MEDiterránea), publicado por la revista “New England Journal of Medicine” en febrero del 2013, demostró que la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva o con frutos secos consigue reducir 30% el riesgo de padecer el riesgo de infarto de miocardio, ictus o embolia.

“En el estudio recomendábamos que cada participante tomara cinco cucharadas soperas de aceite de oliva al día, y principalmente tomarlo crudo, que es lo mejor”, explicó a Efe el coordinador del estudio, Ramón Estruch.

El sector del aceite de oliva español “está apostando fuertemente por Estados Unidos”, cuyo consumo general del producto no llega al litro por habitante y año, por su “amplísimo potencial de crecimiento tanto por población como por poder adquisitivo”, dijo a Efe Teresa Pérez, gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.

“El reto es que los aceites de oliva de España sean visibles. Porque España ya es el país que más comercializa en Estados Unidos, pero esto no es visible porque se comercializa a granel o bajo marca de distribuidor y, por tanto, el estadounidense no es capaz de identificar el origen del producto”, sostuvo la experta.

La consejera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en la Embajada de Washington, María Isabel Artime, celebró la “labor encomiable” del sector para internacionalizar el producto y reiteró el apoyo del Ministerio a esa estrategia.

Para el Ministerio “es un orgullo” poder decir que España es ya el país que más aceite de oliva exporta a EEUU, con un incremento de 50 % entre 2015 y 2016, año en el que el país norteamericano importó 130,000 toneladas del producto.