España: Multitudinaria marcha por la libertad de 9 independentistas presos (VIDEO)

shadow

 

BARCELONA.– Una multitudinaria marcha recorrió  este domingo  el centro de la capital catalana  para exigir la excarcelación de nueve dirigentes independentistas  presos, acusados de rebelión por la justicia española, y favor de una salida política al conflicto.

Bajo el lema Por los derechos y las libertades, por la democracia y la cohesión, los queremos en casa, la protesta pacífica fue convocada por la Mesa para la Democracia y la Convivencia, que aglutina a entidades políticas, sindicales, sociales, deportivas y culturales.

Además de la libertad de los separatistas en prisión preventiva, los manifestantes -unos 300 mil según la Guardia Urbana barcelonesa- reclamaron el regreso de los siete líderes separatistas exiliados en otros países europeos.

El Tribunal Supremo de España los procesó por los delitos de rebelión y/o malversación de fondos públicos por su papel en la celebración de un referendo de autodeterminación, que desembocó en una declaración unilateral de independencia el pasado 27 de octubre.

A la convocatoria de la manifestación de este domingo se sumaron, por primera vez desde el estallido de la peor crisis institucional en este país europeo, Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT), los dos principales sindicatos españoles.

Las secciones catalanas de CC.OO. y UGT defendieron su asistencia a la movilización, tras considerar que el grave diferendo en la rica comunidad autónoma de 7,5 millones de habitantes debe ser resuelto mediante el diálogo y la política y no en los tribunales.

No es el momento de juicios ni de detenciones, sino de tender puentes y de buscar una solución, afirmó el secretario general de la UGT de Cataluña, Camil Ros.

El sindicalista deploró tanto la vía unilateral, en clara alusión al secesionismo, como la actitud del gobierno central de Mariano Rajoy, que en octubre asumió el control de las instituciones regionales, al amparo del artículo 155 de la Constitución española.

En virtud de ese polémico precepto constitucional -nunca antes utilizado en casi cuatro décadas de democracia-, Rajoy destituyó al ejecutivo de Carles Puigdemont, disolvió el parlamento autonómico y convocó a elecciones para contener el desafío secesionista.

Sin embargo, en esos comicios, celebrados el 21 de diciembre, los tres partidos soberanistas revalidaron su mayoría en la cámara catalana, aunque la legislatura aún no comenzó luego de cuatro intentos fallidos de investir a un nuevo presidente.

Al grito de Libertad presos políticos, una de las consignas más repetidas por los participantes, la marcha fue secundada por representantes de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, las dos mayores agrupaciones partidarias de la ruptura con España.

También se unieron dirigentes de la coalición de izquierda Catalunya en Comú-Podem, contraria a la independencia, pero a favor del derecho a decidir de los catalanes. (ECHA- Agencias)