Estocolmo: Sospechoso de atentado admite que participó en acto terrorista

shadow

 

ESTOCOLMO/Suecia.- Rajmat Akilov, principal sospechoso del atentado con un camión que dejó 4 muertos en Estocolmo, “reconoce que cometió un acto terrorista y acepta su detención“, ante el tribunal, declaró su abogado Johan Eriksson.

Su cliente intentó taparse la cara durante la audiencia, que fue a puertas cerradas a pedido de la fiscalía, aunque después su abogado, defensor de oficio, no confirmó si Rajmat Akilov se declaró culpable ante el juzgado.

En la sala también se encontraba su cliente esposado, un uzbeko que simpatiza con los yihadistas, quien no hizo declaraciones, como constató la periodista de una agencia internacional de noticias.

La comparecencia se produjo a puertas cerradas a solicitud de la fiscalía, por lo que se invitó a los periodistas a abandonar la sala. El sospechoso será encarcelado a la espera de juicio.

El hombre entró escoltado en una sala del sótano del tribunal de Estocolmo, vigilado por numerosos policías fuertemente armados y cuyos accesos habían sido cerrados a la circulación, unas medidas de seguridad sin precedente en la capital sueca.

El detenido se tapaba la cara con un suéter verde hasta que la juez Malou Lindblom le pidió que dejara de hacerlo.

De cabello cano y semblante serio, el sospechoso habla mal en sueco, por lo que necesitó de la asistencia de un intérprete.

En la víspera el uzbeko solicitó al tribunal cambiar el abogado que se le ha asignado por otro de confesión musulmana sunita, petición que le ha sido denegada.

Akilov, que tenía orden de expulsión de Suecia desde hace mes y medio tras ser rechazada en junio su solicitud de asilo, fue arrestado horas después del atentado en el suburbio de Märsta y ya entonces se supo que sus rasgos coincidían con los de unas fotos difundidas por la policía captadas en el metro tras el atentado.

El jefe de la Policía Nacional, Dan Eliasson, reiteró que tanto las pruebas técnicas como varias fotografías tomadas por cámaras de seguridad tras el atentado y los interrogatorios reforzaban las sospechas de su implicación en el ataque.

Rajmat Akilov, un obrero de 39 años que vivía en Suecia de forma irregular, es el principal sospechoso de haber embestido al volante de un camión, el viernes por la tarde, contra una multitud en una calle peatonal del centro de Estocolmo. En el ataque murieron cuatro personas (dos suecos, una belga y un británico) y resultaron heridas 15, de las que nueve aún siguen hospitalizadas, dos muy graves. (ECHA – Agencias)