Fepalc condena asesinato de periodistas en Guatemala y exige no quede en la impunidad

shadow

 

La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc) expresa su solidaridad con los periodistas de Guatemala, ante el brutal asesinato de dos colegas en esta nación centroamericana.

Los cuerpos de los periodistas asesinados, Laurent Ángel Castillo Cifuentes, de 28 años y corresponsal del periódico Nuestro Diario y Luis Alfredo Girón, de 30 años, quien laboraba para la emisora de radio Coaltepec, fueron localizados en medio de unos cañaverales, ubicados en una aldea del municipio de Mazatenango, en el sureño departamento de Suchitepéquez, atados de pies y manos, con evidentes signos de violencia y un disparo en la cabeza. Ambos se encontraban desaparecidos desde el pasado lunes.

La Fepalc, exige de las autoridades guatemaltecas, que este horrendo crimen al igual que otros en donde periodistas han sido asesinados, no quede en la impunidad y se dé con los responsables de estos asesinatos.

Demandamos de las autoridades guatemaltecas, cumplan el compromiso asumido, en el 2012 en Ginebra, Suiza, para poner en marcha mecanismos de protección para los profesionales de la comunicación, atendiendo la recomendación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, tras la sugerencia que formularon varias Estados, en aquella ocasión.

Guatemala enfrenta una ola de violencia criminal que dejó más de 5.000 muertes el año pasado, la mitad atribuidas por las autoridades a las operaciones del narcotráfico y a las dos pandillas, dedicadas principalmente a la extorsión y el sicariato, según datos oficiales.

La Asociación de Periodistas de Guatemala indicó que el año pasado 11 comunicadores fueron asesinados y 36 perdieron la vida en forma violenta desde el 2000

Zuliana Lainez
Presidenta Fepalc

Filemón Medina
Secretario de Derechos Humanos Fepalc

FIP advierte que la libertad de prensa está bajo amenaza

Unesco: Mensaje por Día Internacional contra la Impunidad de Crímenes contra Periodistas

FEPALC: ¡Paremos este horror!