FIP pide sentencia justa contra responsables del asesinato del periodista Hugo Bustíos

shadow

 

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) reclama a las autoridades del Poder Judicial que, considerando todos los elementos probatorios, emitan una sentencia justa contra los responsables del asesinato de Hugo Bustíos Saavedra, caso que ha devenido emblemático en la lucha del periodismo contra la impunidad en el Perú.

Hugo Bustíos Saavedra fue asesinado el 24 de noviembre de 1988 mientras desarrollaba su labor informativa en el marco del conflicto armado que asoló a Perú en las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado. Según indican testigos, el reportero fue atacado a disparos por militares de la Base Contrasubversiva de Castrompampa, en Huanta, Ayacucho.

Desde entonces, su familia y diferentes actores u organizaciones de la sociedad civil han librado una batalla incansable contra la inacción de las autoridades y la impunidad que cubrió este crimen de lesa humanidad.

En julio de 2015, el general Daniel Urresti Elera, exministro del Interior (durante la presidencia de Ollanta Humala) y excandidato a presidente de la Nación en 2016, fue procesado como autor mediato del asesinato. Actualmente, la figura penal ha cambiado, y Urresti Elera está siendo imputado como co-autor del crimen, luego de que una testigo corroborara la participación directa del acusado durante el ataque contra el comunicador.

Diversas voces del gremio periodístico y defensoras de derechos humanos, así como la defensa legal de la familia de Bustíos Saavedra, han manifestado reiteradamente su preocupación por las recurrentes maniobras espurias que han rodeado el proceso judicial en los últimos dos años. Las sospechas se vinculan principalmente con la inversión o retracción de muchos testimonios que inicialmente señalaban la responsabilidad de Urresti Elera.

Ante la inminencia de una resolución, la FIP, organización que representa a 600.000 trabajadores y trabajadoras de prensa en todo el mundo, insta a los/as integrantes de la Sala Penal Nacional a dictar una sentencia justa, imparcial y coherente con el cúmulo de pruebas que se han presentado, un fallo a la altura de la importancia que ha cobrado el caso del periodista Hugo Bustíos Saavedra, símbolo de la lucha contra la impunidad en crímenes contra periodistas.