Flamengo contrata a Paulo César Carpegiani en reemplazo de Reinaldo Rueda

shadow

 

Flamengo anunció este lunes la contratación de Paulo César Carpegiano en reemplazo del colombiano Reinaldo Rueda quien rescindió su contrato para asumir la dirección técnica de la selección de Chile.

“Un viejo conocido de la mayor hinchada del mundo es el nuevo técnico del Flamengo. Paulo César Carpegiani, comandante del equipo que conquistó el mundial de clubes en 1981, regresa por tercera vez como entrenador a sus 67 años”, informó el club más popular de Brasil en un comunicado.

El conjunto recordó que Carpegiani tiene un palmarés de 83 victorias, 31 empates y 24 derrotas en los 138 partidos que disputó como técnico del Flamengo, primero entre 1981 y 1983 y después en el 2000.

“En su currículo tiene los dos mayores títulos en la historia del Flamengo: la Copa Libertadoras y el Mundial de Clubes en 1981, así como un título del Campeonato Brasileño en 1982″, agregó la nota.

El comunicado recordó igualmente que, como jugador del Flamengo en la década de 1970, Carpegiani se destacó como uno de los líderes de un grupo que conquistó tres títulos del Campeonato Carioca y el brasileño de 1980. En sus 223 partidos como jugador, alcanzó 136 victorias y 57 empates, además de haber anotado 12 goles.

Poco antes el Flamengo confirmó igualmente en un comunicado la salida de Rueda. “Reinaldo Rueda presentó su renuncia y ya no es el entrenador del equipo profesional. El técnico colombiano asumirá el comando de la selección de Chile”, según la nota.

Rueda, que desembarcó hoy en Río de Janeiro tras pasar unos días de vacaciones en Colombia, se reunió este mismo lunes con los dirigentes del Flamengo y les comunicó que su intención es aceptar la propuesta que recibió para comandar la Selección de Chile por los próximos cuatro años.

El entrenador de 60 años y que acumuló títulos con el Atlético Nacional colombiano asumió como técnico del Flamengo el 16 de agosto pasado y obtuvo 13 victorias, 10 empates y ocho derrotas en 31 partidos, pero en el período el club no alcanzó ningún título y perdió dos finales, la de la Copa do Brasil frente al Cruzeiro y la de la Copa Sudamericana ante el Independiente argentino.