Gobierno: Pobreza cayó de 58.7 a 22.7% entre 2004 y 2014

shadow

 

La pobreza en Perú se redujo de 58.7 a 22.7 por ciento entre el 2004 y 2014, la cual se refleja en una disminución de 36 puntos porcentuales en ese periodo, informó hoy domingo el Poder Ejecutivo al destacar que el crecimiento económico y la inclusión social contribuyeron en ese objetivo.

En el Informe Preelectoral Administración 2011-2016, publicado hoy domingo en el Diario Oficial El Peruano, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), precisó que el periodo 2011 – 2014, Perú logró reducir cinco puntos porcentuales de pobreza, cuando los países de América Latina y el Caribe solo lo hicieron en 1.6 puntos porcentuales.

Indicó que esa sostenida disminución de la tasa de pobreza en Perú se dio por la combinación de altas tasas de crecimiento económico y por las políticas sociales centradas en programas sociales de comprobada eficacia internacional.

“Esto ha permitido que, pese a la desaceleración económica que afecta a la región en los últimos años, Perú haya continuado reduciendo la pobreza. De hecho, en 2014, Perú creció 2.4 por ciento y la pobreza se redujo 1. 2 puntos porcentuales, mientras en América Latina, el crecimiento fue 1.3 por ciento y la reducción apenas alcanzó 0.1 puntos porcentuales”, anotó.

Agregó que la tasa de pobreza extrema en el país disminuyó de 6.3 a 4.3 por ciento entre 2011 a 2014; lo que muestra una reducción de dos puntos porcentuales en dicho periodo.

La Presidencia del Consejo de Ministros remarcó, que de acuerdo a los estudios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Perú es uno de los pocos países de la región que ha podido continuar reduciendo sus niveles de pobreza extrema.

Asimismo, refirió que los avances en materia de inclusión social y lucha contra la pobreza en la actual administración han merecido el reconocimiento internacional.

Explicó que entre el periodo 2011-2015, el gasto social en Perú ha tenido un crecimiento significativo, consistente con reformas en los sectores sociales.

Anotó que en un contexto de desaceleración económica en la región desde 2011, el aumento en el gasto social en Perú jugó un rol más preponderante en la reducción de la pobreza.

“De no haberse implementado la reforma del gasto social, probablemente la situación en Perú habría sido similar a la del resto de países de la región, de estancamiento en los ratios de pobreza a partir del 2012, o incluso incremento de la extrema pobreza. La oportuna reacción del gobierno ha permitido proteger a las personas más vulnerables en un contexto internacional notoriamente adverso”, acotó.

Foto Andina