• Este miércoles se reanuda abastecimiento de agua en San Juan de Lurigancho
  • OIT: Se necesita un programa centrado en las personas para un futuro de trabajo decente
  • Río Huallaga se desborda en zonas bajas de Alto Amazonas, en Loreto
  • Perupetro: Impulso al sector generaría inversiones por US$ 4,000 millones

Humor

Pastillas para el hígado

Campeonato de mentirosos Esos dos congresistas eran tan, pero tan mentirosos, que sus colegas decidieron hacer con ellos un campeonato nacional de mentirosos: – ¿Conoces el Canal de Panamá? – Sí – Bueno, lo excavó mi papá – Y tú, ¿conoces el Mar Muerto? – Sí – Bueno, lo mató mi papá   No le...

Pastillas para el hígado

Breve y bueno Mulder y su amigo Abugattas dialogan el hemiciclo del Congreso: – ¿Cómo debe ser un chiste? – Como la ropa interior de una mujer: fino, transparente y cortito Se recursean Dos jóvenes que estudiaron en la misma universidad se encuentran en la calle: – ¿Acabaste los estudios? – Sí, soy ingeniero… pero por...

Pastillas para el hígado

El político conservador Dos ciudadanos de a pie conversan sobre los políticos de estos tiempos: – ¿Sabe usted que es un político conservador? – Pero claro. Es aquel hombre demasiado cobarde para luchar por los cambios, pero también demasiado gordo para correr. Su palabra es la ley En la Plaza de Armas de Lima, dos...

Pastillas para el hígado

Todo a su tiempo La congresista Carmen decide divorciarse, pero antes le reclama a su cónyuge: – ¡Ahora ya me quieres dejar… Yo que te he entregado los mejores años de mi vida! – Precisamente: antes de que vengan los peores   Incrédulos Ocurrió en tiempos pasados. El líder político regresaba de una reunión con...

Pastillas para el hígado

El hielo Alejandro regresa enfermo de Cabana luego de sendas borracheras. Ingresa a emergencia de una clínica local. El médico lo examina y le dice: – Entre otras muchas enfermedades, usted sufre de hidropesía. – ¿Qué es eso? – Demasiada agua en el cuerpo. – Caracho, ¡debe ser el hielo! Sinvergüenza Eran los tiempos de...

Pastillas para el hígado

Trago al paso Alejandro llega a Cabana y de arranque ingresa a un bar para tomarse unos tragos mañaneros. Se le acerca un campesino quien le ofrece en venta un receptor radial. Alejandro quiere aprovechar la situación: – ¿Cuánto quieres por el aparato? – Por tratarse de usted, cincuenta dólares. – Okey. Bebamos primero unas...

Pastillas para el hígado

Los peores En las aulas de la Facultad de Medicina los cirujanos discuten sobre los mejores y los peores enfermos: – Yo creo que los mejores son los religiosos porque mueren rezando y cuando los abres todo sus órganos están en orden. – ¿Y los peores? – Los políticos porque mueren protestando y cuando los...

Pastillas para el hígado

Muy fatigado Mulder preocupado le cuenta a Abugattas: – No sabes Daniel lo que me pasó: ¡Dormí 48 horas seguidas! – ¿¡Caramba cuarenta y ocho horas seguidas!? ¡Qué extraordinario! ¿Y sin descansar? Buen consejo Abugattas también le cuenta sus cuitas a Mulder: – Te voy a decir un secreto Mauricio. Todas las noches ronco terriblemente...

Pastillas para el hígado

Vencido por la bebida Un sujeto muy parecido a Alejandro y otro muy parecido a Bruce mueren y camino al purgatorio conversan: – ¿Y tú de qué has muerto? – Yo… por la bebida – Claro, yo siempre he dicho que el alcohol es muy malo – ¡Pues, imagínate tomar ron con aguarras!   Protesta...

Pastillas para el Hígado

Mapa mundi Abugattas está de buen humor, se acerca al escaño de Mulder y le pregunta: – ¿Cuál es el país que nunca saben si lo van a ir a visitar? Mulder se calla, no responde. Abugattas le dice: – Irán Mulder se quiere cobrar la revancha y le pregunta a Abugattas: – ¿Cuál es...

Pastillas para el hígado

Buena gente Un paisano de Otárola llega por primera vez a la capital de la república. El congresista le pregunta: – ¿Qué te parece Lima? – Muy buena, muy buena – ¿Por qué? – Uno llega y de pronto un caballero te conversa amigablemente, luego te invita a cenar, después unos aperitivos, al rato te...

Pastillas para el hígado

Ratero precavido Eran los días de Urresti. En una batida policiaca, capturan a un choro y el ministro lo interroga: – Hay muchas denuncias contra usted – Bueno, señor, así es la gente – Sí, claro, pero usted roba todo el día – Ministro, usted sabe que de noche es peligroso y… me pueden asaltar....

Pastillas para el hígado

Terco extremo Esta es la historia de un político conservador, incapaz de mirar al suelo: – Primer acto: tropieza con una piedra – Segundo acto: Vuelve a tropezar con la misma piedra – Tercer acto: Está de retorno y tropieza con la piedra en mención – Cuarto acto: Le han dicho que tenga cuidado y...