Roberto “Tito” Drago: Tres historias de una leyenda del fútbol

shadow

 

Roberto Drago, nacido el 28 de julio de 1923, debutó en el futbol profesional en el Centro Iqueño para luego pasar al Deportivo Municipal, en donde brilló de 1940 a 1945, lo que le valió para jugar en el Racing de Avellaneda al año siguiente.

En 1947 regresó al Municipal, para luego jugar en el Deportivo Independiente Medellín de Colombia durante 1952. Además, brilló con la camiseta de la selección peruana.

 

En el Racing de Avellaneda en 1946.

TRES HISTORIAS DE UNA LEYENDA

Le anotó cinco goles al Sport Boys en un solo partido

Fue el sábado 3 de septiembre del año 1949. Era el primer partido novena fecha del Campeonato de Selección y Competencia, el antecesor del Descentralizado. Tanto el Sport Boys como el Municipal estaban a media tabla en un torneo de ocho equipos. Se enfrentaron en el antiguo Estadio Nacional ante una asistencia de 16 mil espectadores. Ambos clubes habían perdido muchos jugadores en relación al año anterior, pues varias de sus estrellas se fueron a jugar a Colombia deslumbrados por las altas sumas que se ofrecían allá, en la época de El Dorado. En la primera rueda del campeonato el Boys había goleado 5 a 1 al Muni, por lo que este último equipo salía a vengarse y vaya que se cobró bien la venganza.

El Sport Boys abrió el marcador del partido a los 14 minutos, pero luego vino la ofensiva del Municipal. Tito Drago no era el goleador del Muni, pues no jugaba de centrodelantero sino de interior derecho. En ese entonces los jugadores no tenían números en su camiseta pero él hubiera sido el número 10.

“Caricho” Guzmán, “Tito” Drago y Vides Mosquera, los famosos “Tres gatitos”

Tito Drago empató el partido a los 25 minutos del primer tiempo: “Navarrete le pasó la pelota a Tito Drago, éste avanzó, eludió a Pacheco y luego a Azca (arquero del Boys) que le salió al encuentro y disparó con toda seguridad. Fue un gran gol que aplaudió la afición. Este gol inició el “rosario” de Municipal. Cuatro minutos más tarde un avance de la delantera edil culminó nuevamente con un pase de Navarrete a Drago, quien disparó un potente tiro bajo y a la esquina, que dejó sin chance a Azca”.

Navarrete anotó un nuevo gol para el Muni al minuto 38.

“Dos minutos después, Drago vuelve a vencer a Azca. Recibió un paso de Puelles y avanzó, descontó adversarios y disparó un potente tiro al ángulo que escapó al control de Azca. Era el cuatro gol del Municipal”.

En el segundo tiempo, Municipal sigue controlando el partido. A los 19 minutos Tito anota el quinto gol para el Muni: “Naverrete habilita a Tito Drago. El magnífico entreala “edil” elude a Lavalle y desde un costado y a regular distancia dispara fuerte shot rasante que no puede ser controlado por Azca”.

Navarrete anotó el sexto gol del Municipal en el minuto 33 de penal. Dos minutos después, Drago vuelve a anotar: “Luego de burlar seguidamente a Marcos Calderón y a Pacheco, Tito hizo lo mismo con Azca, que había salido en pos de cortar la jugada, pero todo fue inútil: el tanto quedó marcado, en forma magnífica”.

Lavalle descontó para el Boys de penal al minuto 40 y el partido quedó 7 a 2 a favor del Muni, la mayor goleada del campeonato oficial de ese año.

¿Hípica o fútbol?

El año 1951 se realizó el primer campeonato profesional en el fútbol peruano. Todavía se llamaba Campeonato de Selección y Competencia y lo jugaron diez clubes de Lima y Callao. El Municipal hizo millonarias contrataciones, tanto así que La Crónica vaticinaba que en el futuro iba tener problemas financieros (acertó).

Tito Drago fue uno de los futbolistas mejor pagados del país en ese año. Recibió una prima de S/. 30 mil y una mensualidad que iba entre S/. 800 y S/. 1,000. Su compañero de equipo, ‘Vides’ Mosquera, también recibió una prima de S/. 30 mil por la firma de un contrato de dos, pero una mensualidad de S/. 2,000. Otros jugadores del Municipal que estaban entre los mejor pagados fueron Luis Suárez y César Brush, cada uno con una prima de S/. 25 mil, y Jorge Rodríguez, con una prima de S/. 20 mil, todos por dos años de contrato. El jugador mejor pagado del país ese año fue Valeriano López del Sport Boys, quien recibió una prima de S/. 40,000.

En esa época, cada año, antes del inicio del campeonato, se jugaba un partido amistoso entre las selecciones de Lima y Callao. En 1951 el partido se jugó el domingo 3 de junio y terminó en un empato 2 a 2. Ni Vides Mosquera ni Tito Drago jugaron ese partido. El doctor Estrada, representante del club Municipal, dijo que las estrellas de su equipo no jugaron porque estuvieron enfermos, pero ambos fueron vistos apostando en el Hipódromo de San Felipe. No solo eso, Tito también fue visto jugando el sábado medio tiempo de un partido: representó al Lawn Tennis que jugó contra los Olímpicos del 36, anotando dos goles.

Personas allegadas a Tito dijeron a La Crónica que el crack “estaba con fiebre y que se retiró al sentirse mal”, aunque el lunes 4 de junio se afirmó en la Asociación Central de Foot Ball (antecesora de la ADFP y organizadora del campeonato profesional) que “Tito había dicho que no estaba dispuesto a arriesgar sus piernas por la cantidad de S/. 200.00”. Me imagino que a partir de este incidente nació el mito de que Tito Drago faltaba a los partidos para irse al hipódromo.

Una dupleta de temer: “Lolo” y “Tito”

En aquellos años, varios equipos del extranjero eran contratados para venir a Perú y jugar contra equipos locales. Los equipos peruanos se reforzaban para enfrentarse contra los peruanos. Los equipos del extranjero venían en la pretemporada o mitad del torneo.

En septiembre de 1951, cuando terminó la primera rueda del Campeonato de Selección y Competencia, llegó el club argentino Boca Juniors a jugar contra Universitario y Alianza Lima. La anterior ocasión que había llegado Boca Juniors a Lima había sido el año 1944 y en aquella ocasión había empatado 3 a 3 con la U.

Para el partido contra Boca, la U -dirigida por Arturo Fernández- decidió reforzarse con jugadores del Municipal, Sport Boys, Centro Iqueño y Sucre. Los refuerzos provenientes del Muni fueron el arquero Luis Suárez y Tito Drago. Al principio habían problemas económicos para que la U acceda a los refuerzos, pues el Muni pedía S/. 3 mil por cada jugador, además de los montos a pagar por los jugadores de otros equipos. “En esas circunstancias, jugaríamos los partidos internacionales nada más que para pagar los refuerzos”, señaló un dirigente de la U al diario La Crónica.

El miércoles 12 de septiembre entrenaron con la U los refuerzos contratados: Valeriano López, Dagoberto Lavalle, Joe Calderón y Guillermo Delgado; los tres primeros del Boys y el último del Muni. Si bien asistieron Luis Suárez y Tito Drago, ellos no entrenaron porque aún o habían arreglado su contrato con la U. Ese mismo día 12 se dio a conocer que Tito fue multado con S/. 250 por “protestar en forma incorrecta y descortés de la actuación del referee durante el partido y ser reincidente”.

Tito Drago ya había jugado contra Boca Juniors reforzando a la U. Fue en 1943 y en aquella ocasión, Boca le ganó a la U 3 a 2. Ahora era la oportunidad de una revancha para Tito.

Valeriano López no jugó el partido con la camiseta de la U y varias fueron las versiones. Al principio se dijo que se había lesionado un tobillo en los entrenamientos, luego que la U no decidió llamarlo porque se quedó hasta tarde en una fiesta el jueves 13 y finalmente, que el Boys pedía una garantía de S/. 40 mil si se lesionaba Valeriano en el partido, lo que parece ser la versión más verídica. Además , el Boys pidió una garantía de S/. 15 mil por Lavalle y Calderón.(10)

El viernes 14 se realizó el partido entre Universitario y el Boca Juniors en el antiguo Estadio Nacional, ante una asistencia de 16,380 personas que dejaron una recaudación de S/. 230,439. Según el diario La Crónica, el partido “No correspondió ni a las expectativas de la afición, ni a los altos precios que se cobraron por las localidades”.

La U le ganó 2 a 1 al Boca, con goles de “Lolo” Fernández y “Tito” Drago por la U y de González por Boca. Lo mejor del partido fue el gol de Tito Drago, que según relata el cronista del diario La Crónica:

“Recibió un magnífico pase de León y embaló hacia el campo rival. Otero le salió al encuentro pero Drago con una “finta” lo dejó fuera de acción. Siguió Tito con el esférico y a la carrera empalmó un fuerte taponazo desde 25 metros, y el arquero Diano sólo alcanzó a arañar la pelota”.

Luego de ese partido, Boca jugó contra Alianza Lima, empatando 2 a 2. El gol de Tito fue lo mejor que se vio en aquellos partidos que Boca jugó en Lima.

Fuente: elinaresm.blogspot.com/Foto: peru.com