Sonríe y el mundo sonreirá contigo

shadow

 

El Perú es un hermoso país, con gente amable y con un buen sentido del humor, así que esta colección de bromas harán que tengas un buen momento, recordemos que no tienen nada que ver con otros  aspectos, solo es humor y al igual que otras, no deben tomarse para nada en serio.

– ¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años?
– Mmm, pues ya debe estar lejos.

¿Qué es lo que más desea una servilleta?
Ser billete.

– Hola, ¿cómo te llamas?
– María de Los Ángeles, ¿y tú?
– Daniel de Nueva York

– ¡Señorita!¡Eh, usted, la rubia!
– ¿Si, es a mi?
– ¡Le comunicamos que su avión viene demorado!.
– Hay qué lindo, ese es mi color favorito…

– Íbamos yo y Nacho.
– No hijo, íbamos Nacho y yo.
– ¿Cómo? ¿entonces yo no iba?

– Mamá, aún no sé qué estudiar.
– ¿Qué te gusta?
– Dormir…

– Mami, ¿a que no adivinas dónde estoy?
– Hijo, ahora no puedo hablar, llámame luego.
– No puedo, sólo tengo derecho a una llamada…

Un profesor le dice a sus alumnos:
– Los hombres inteligentes siempre dudan, sólo los tontos creen que lo saben todo.
– ¿Está usted seguro profesor?
– ¡Seguro del todo!

– ¿Qué le dice un techo a otro?
– Techo de menos…

– Mamá, mamá, los spaguetti se están pegando.
– Déjalos que se maten

– Cariño, tengo dos noticias, una buena y otra mala. He dejado las drogas, pero no sé donde.

– Mi virtud es la paciencia.
– ¿Que?
– Que mi virtud es la paciencia, ¡sordo asqueroso!

Es imposible discutir con un DJ, siempre te cambia de tema…

– Doctor, doctor, ¿qué puedo hacer para que mi hijo no se haga pis en la cama?
– Que duerma en el baño.

– ¿Oye, cómo te ha ido el curso para despistados?
– ¿Ah, pero era hoy?

– Mmmm, ¡velas!, ¿qué celebramos?
– Que nos han cortado la luz….

Ayer compré un libro que se titula “cómo aprender inglés en 20 pasos”. Una estafa. Llevo media hora andando y nada.

-A que te dedicas?
-Básicamente a respirar. No gano mucho, pero me da para vivir.