Irak: Periodista británico rehén del EI aparece nuevamente en vídeo

shadow

 

EL CAIRO.- El periodista británico John Cantlie, rehén del grupo terrorista Estado Islámico (EI), apareció de nuevo en un vídeo propagandístico de la organización yihadista en la ciudad septentrional iraquí de Mosul, mostrando la destrucción de sus infraestructuras por los bombardeos.

En la cinta, difundida hoy por la agencia vinculada a los yihadistas Amaq, Cantlie aparece vestido de negro, con barba y detrás de él se pueden ver puentes y tuberías de agua destruidos.

El periodista critica en el vídeo los ataques aéreos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra Mosul que, asegura, afectan a sus residentes y no a los muyahidines (combatientes de la yihad, la guerra santa).

“Si la guerra es contra los muyahidines, ¿por qué lucháis contra la gente de Mosul?”, pregunta Cantlie y añade: “Los muyahidines no están aquí (en la ciudad), sino en los frentes de batalla a muchos kilómetros de aquí”.

Según el británico, los cuatro puentes de Mosul han sido destruidos y solo queda uno que puede ser usado por los habitantes, además de escasear el agua y no haber electricidad debido a los bombardeos.

“Pero los musulmanes son fuertes y dicen alhamdulilah (gracias a dios)”, añade.

Además, Cantlie entrevista a algunos habitantes de la ciudad, que critican la situación en Mosul por los bombardeos de “la coalición cruzada”.

El rehén apareció los pasados 13 de julio y 19 de marzo en vídeos similares, también grabados en Mosul, en los que denunció el riesgo que conlleva para los civiles los ataques contra el principal bastión del EI en Irak.

Irak: Periodista británico reaparece en vídeo propagandístico del EI

El que fuera periodista “freelance” está en manos del EI desde noviembre del 2012 y ha protagonizado varios vídeos propagandísticos realizados en diferentes localidades conquistadas por los yihadistas, siempre en el papel de reportero.

Las fuerzas iraquíes y kurdas lanzaron una gran ofensiva para expulsar al EI de Mosul el pasado 17 de octubre y desde entonces la coalición internacional y la aviación iraquí bombardean intensamente la urbe.