Italia: conmoción por “Lady Yihad”, la joven que se unió al Estado Islámico (VIDEOS)

shadow

 

ROMA.- A los 28 años de edad, la joven universitaria,  María Giulia Sergio, conmociona al la opinión pública italiana, quien tras casarse con un albanés, dejó  Milán para viajar a Siria y unirse al Estado Islámico, con el nombre de Fátima, y decapitar a los prisioneros.

 “Cuando decapitamos, estamos obedeciendo la sharia (ley islámica)”, asegura la universitaria, bautizada por la prensa europea como Lady Yihad, quien cambió incluso su apariencia física, al dejar los vestidos rosa y su cabellera suelta para usar un burka grisáceo que sólo deja entrever sus ojos.

Sus compañeros de Biotecnología en la Universidad Estatal de Milán  se encuentran consternados no solo por su nueva apariencia sino porque dejó de ser la jovencita tierna y alegre para defender las crueles decapitaciones.

lady-yihad4

Su vehemencia la llevó  a participar en debates televisivos en los que pronunciaba toda clase de argumentos a favor del burka y del hiyab (pañuelo) porque, en su opinión, “la integración no significa que la mujer musulmana deba pasear desnuda”.

Lady Yihad  nació en 1987 en Torre del Greco, en la sureña provincia de Nápoles  y ,  en su adolescencia se trasladó junto a su familia a Inzago, en el cinturón industrial de Milán.

lady-yihadsecasa5

Su apacible existencia en la burguesía italiana cambió en el 2008 cuando se casó con un tunecino, del que se separó, al parecer, por no respetar a rajatabla las normas que estipula el Corán, entablando amistad con islámicos radicales.

Cinco años después contrajo matrimonio con el albanés,  Aldo Kobuzi, un yihadista con el que después marchó a Siria para unirse al Estado Islámico, ISIS (por sus siglas en inglés)

Su caso volvió a las portadas de los diarios italianos la semana pasada, cuando las autoridades detuvieron a su familia y la de su marido en Toscana cuando planeaban viajar a Siria, ya que, al igual que la pareja, supuestamente han abrazado el islamismo radical.

Para mayores luces, su hermana y su madre se afanaban en vender todas sus propiedades mientras que su padre se despidió del trabajo y cobró el finiquito con la intención de financiar el viaje y la estancia en tierras controladas por los yihadistas, de acuerdo con la Policía.

Las autoridades policiales difundieron imágenes en las que se ve a su hermana, Susanna Sergio , vestida con un burka negro y descargando de un coche una maleta de grandes dimensiones con la que, según la fuente, pretendía llevar a cabo el mencionado viaje.

Asimismo se difundieron  interceptaciones telefónicas en las que Maria Giulia o Fátima demanda  a su familia a abandonar Italia y anima a su padre “llevar a su madre de los pelos si fuera necesario”.

El periódico Il Corriere della Sera publica este martes una conversación que una de sus periodistas sostuvo por internet con Maria Giulia Sergio y en la que la joven explica las razones por las que abandonó su vida en Italia para llevar a cabo la hégira, emigración al califato.

“Sepa que el ISIS es un Estado perfecto. Aquí no hacemos nada contra los derechos humanos. Cosa que, por el contrario, hacen aquellos que no siguen la ley de Alá“, justifica, al tiempo que recuerda la existencia de penales como la base estadounidense de Guantánamo.

lady-yihad3

La reportera trata de razonar con Maria Giulia Sergio y le recuerda las matanzas perpetradas por los yihadistas de Abu Bakr al Baghdadi, las decapitaciones, las crucifixiones y todos los crímenes por los que se les reconoce, informa la agencia Efe.

Fátima replica: “Nosotros, cuando decapitamos a alguien, estamos obedeciendo la sharia (ley islámica)”. Hace hincapié en la palabra “nosotros” y recalca: “También yo formo parte del ISIS“.

lady-yihad-fusil6

“El Estado Islámico no tortura a ningún prisionero. Los que son decapitados son ladrones, son hipócritas que actúan como espías y ofrecen la información a los infieles para que después nos ataquen”, señala con vehemencia” exclama al defender la Ley del Talión y afirma, entre gritos e interrupciones de la conexión, que “Alá establece que se corte la mano al ladrón” para que esto sirva “como ejemplo para todos”.

En relación con la situación de las mujeres en el califato entre Siria e Irak, Maria Giulia refiere: “Aquí no esclavizamos a las mujeres, sino que las honramos”. “¡Basta de usar los típicos argumentos!”, exclama irritada. (ECHA- Agencias)