Jennifer Holliday cancela su participación en investidura de Trump

shadow

 

WASHINGTON.- La cantante Jennifer Holliday canceló hoy su aparición en la celebración de investidura del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que tendrá lugar la próxima semana, y pidió disculpas a sus fans de la comunidad LGTB por haber aceptado la invitación al acto.

En una carta abierta, obtenida exclusivamente por la publicación especializada en cultura TheWrap, la pidió disculpas a la comunidad LGBT, y adujo que “desconocía los temas que afectan a cada estadounidense en este momento crucial de la historia que causan consternación y angustia” a sus seguidores.

Holliday, estrella de Broadway, era una de los escasos rostros conocidos que anunció este viernes el equipo de la toma de posesión del magnate para el concierto de celebración del comienzo de su mandato.

Ante su aparición en la lista de actuaciones, los fans de la cantante, que siempre ha tenido una especial relación con la comunidad homosexual, manifestaron su descontento y decepción en las redes sociales, por lo que Holliday ha decidido no acudir finalmente.

“Mi única opción ahora debe ser estar en pie con la comunidad LGBT y declarar inequívocamente que no actuaré en el concierto de investidura ni para cualquiera de sus celebraciones”, apuntó en la misiva.

Holliday termina su carta insistiendo en que escucha a sus seguidores de la comunidad gay y siente su dolor.

“La comunidad LGBT fue la principal responsable del nacimiento de mi carrera y estoy profundamente en deuda con ustedes. Ustedes me han amado fiel e incondicionalmente y durante tantos años me han proporcionado trabajo aunque mi estrella se hubiera desvanecido desde hace mucho tiempo”, concluyó.

A diferencia de otros actos de toma de posesión en Estados Unidos, Trump contará con un escueto grupo de cantantes y personalidades, fundamentalmente estrellas del country y el rock sureño del país, tras el rechazo de estrellas internacionales a participar en ellos.

Sin ir más lejos, el presidente saliente, Barack Obama, contó con cantantes como Beyoncé, Bruce Springsteen o los irlandeses U2.