Josep Blatter: ¿romance con Irina Shayk ex de Cristiano Ronaldo?

shadow

 

MADRID– Tras el escándalo de corrupción que lo obligó a renunciar  en la FIFA, el expresidente del organismo rector del fútbol mundial, Joseph Blatter, se vio envuelto en otra aventura amorosa, esta vez con la modelo rusa, Irina Shayk, la exnovia de Cristiano Ronaldo, según el diario El Mundo.

El suizo de 79 años de edad, se hizo famoso por el extenso listado de mujeres con las que ha sostenido tórridos idilios, decidió ocultar su romance con Irina Shayk, en un verdadero “secreto de Estado”, señala el rotativo español El Mundo que no precisó fechas.

cristiano800

En foto del recuerdo, Cristiano Ronaldo y la modelo rusa, Irina Shayk, cuando todo era felicidad.

Esta aventura de  registró antes de que Joseph Blatter  comenzara a salir con su actual pareja, Linda Barras, una suiza de origen armenio de 51 años que lo acompañó a la Gala de la FIFA de enero pasado  y que estuvo casada con un millonario suizo, quien recién días después de aquel evento contó que ya estaban separados hacía tiempo.

De otro lado, Irina Shayk y Cristiano Ronaldo fueron novios durante cinco años, hasta principios de 2015.

Los comentaristas señalan que Irina  Shayk fue apenas una de las involucradas en el extenso historial de mujeres de Joseph Blatter, que incluye tres casamientos, dos de los cuales terminaron en divorcio (enviudó en el segundo).

blatter.trio

El diario español destaca que, sin dudas, la mujer de su vida es su hija Corinne, fruto de su primer matrimonio, con Liliane Biner.

La última vez que Joseph Blatter se casó fue en el 2004 y aquel matrimonio con la entrenadora de delfines Graziella Bianca no llegó al año. También se registra un noviazgo de diez años con la polaca Ilona Boguska.

“Su éxito con las mujeres tiene que ver con que es un tipo encantador, que sabe cómo acercarse y sabe calcular”, explicó el periodista Bruno Affentrager, editor y periodista, autor del libro “Sepp, el rey del mundo del fútbol“.

“Siempre está haciendo chistes que a menudo entiende solamente él, y creo que se trata de una táctica para probar a su interlocutor. Pero cuando se trata de mujeres, no busca exactamente mentes brillantes. Le interesa, sobre todo, el brillo”, subrayó. (ECHA- Agencias)