Juventus logra su título 35 de la Serie A al derrotar 2-1 a la Fiorentina

shadow

 

La Juventus se proclamó este sábado campeón de la liga italiana después de vencer a la Fiorentina en el Allianz Stadium (2-1), logrando el equipo turinés su título de liga número 35, su octavo de forma consecutiva y confirmándose como el gran dominador del fútbol italiano.

La fiesta del Scudetto no ha sido todo lo redonda que cabía esperar. Por un lado, ligeras protestas antes de que diera comienzo el encuentro tras la eliminación de la Liga de Campeones a manos del Ajax, y por otro, un ambiente enrarecido alrededor de la figura del capitán Leonardo Bonucci.

El partido no empezó bien para la Juventus, ya que la Fiorentina se adelantó en el marcador con un gol de Nikola Milenkovic y pudo incluso hacer otros dos tantos de no haber sido porque Federico Chiesa se topó otras tantas veces contra la madera.

Sin embargo, la Juventus, remontó primero con un gol de cabeza de Alex Sandro, y después con un tanto en propia puerta de Germán Pezzella tras una gran jugada de Cristiano Ronaldo.

Un alirón que supone el sexto título de liga para el jugador portugués, que venció tres veces la Premier League con el Manchester United, dos con el Real Madrid, y que ha conseguido levantar el trofeo en su primer curso con el equipo bianconero.

Juventus se consagró campeón de la Serie A cuando falta cinco fechas por jugarse en el Calcio. La victoria por 2-1 frente a Fiorentina como local le dio el octavo título consecutivo y un nuevo récord: l club de Turín se convirtió en el primer equipo europeo entre las cinco ligas más importantes, en alcanzar esa cantidad de trofeos de manera consecutiva. Superó a Lyon, que entre 2002 y 2008 fue campeón en siete ediciones de las Ligas de Francia.

El triunfo que le dio el título fue el resultado de mucho trabajo: el equipo turinés perdía 1-0 y lo dio vuelta con goles de Alex Sandro y el argentino Germán Pezzella, en contra. Para los visitantes también jugó Giovanni Simeone.

La celebración tuvo su costado agrio: dominador absoluto de la escena local, Juventus pretendía esta temporada extender su reinado a Europa a partir de la contratación de Cristiano Ronaldo; pero el golpe que le dio Ajax en ese mismo estadio cuatro días atrás lo dejó aturdido.