Keiko es Fujimori: Lo que se hereda… no se roba

shadow

 

Keiko Fujimori podría haber participado dentro de una organización criminal si se comprueba que su partido, Fuerza Popular, recibió dinero de la empresa Odebrecht, sostuvo el ex procurador anticorrupción, Luis Vargas Valdivia.

Fue al comentar la confirmación por parte de las autoridades judiciales de Brasil sobre la existencia de una anotación en el celular del expresidente de la constructora, Marcelo Odebrecht, en la que se menciona a la lideresa del fujimorismo con la frase “Aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita”.

-¿Cree que según el razonamiento del Poder Judicial, el caso de Keiko es similar al de Ollanta y Nadine en el tema de que habría participado de una organización criminal?
-El razonamiento es el mismo. Por eso las investigaciones vienen siendo llevados por la Fiscalía de Lavado de Activos o la Fiscalía de Crimen Organizado porque creo que está ampliamente acreditado que Odebrecht se constituyó como una organización internacional delictiva.

“En el caso que se acreditara que en efecto la señora Fujimori y el señor Ollanta Humala y su esposa se incorporaran de alguna manera, beneficiándose de esa organización, entran ellos a formar parte de esa organización delictiva”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

No interesa el destino final del dinero, sino su procedencia ilícita

El ex abogado del Estado en ese aspecto hizo una comparación del caso de Fujimori Higuchi con el razonamiento la Segunda Sala Penal de Apelaciones, que ratificó la prisión preventiva contra Nadine Heredia y Ollanta Humala, por presuntamente integrar una organización criminal.

“Primero, no interesa el destino final que se da al dinero, lo importante acá son los bienes o activos que proceden de un acto delictivo. Segundo, el agente activo sabía o debía de presumir de su procedencia ilícita; creo que eso es obvio. Y tercero, que esos bienes o activos sean ingresados al mercado nacional. Con eso se acredita la comisión de lavado de activos”, apuntó.

En ambos casos se configura el delito de lavado de activos

Vargas Valdivia reiteró que el caso de Keiko Fujimori es similar al de la ex pareja presidencial Humala-Heredia, porque en ambos casos se configuraría el presunto delito de lavado de activos.

“Es cierto, la señora Fujimori no ha sido funcionaria pública, salvo el lapso en que fue congresista, pero el delito que se imputa es lavado de activos porque es obvio que ella sabía o debía de presumir que ese dinero provenía de fuente ilícita, y esa fuente ilícita está probada porque ese dinero procede de esa famosa cuenta dos que se nutría única y exclusivamente de dineros provenientes o dirigidos para actos de corrupción”, indicó.