Keiko Fujimori no acepta que no está sentada en Palacio y no visita al Papa Francisco

shadow

 

Keiko Fujimori aún no acepta la realidad ni ha procesado el hecho de que no fue elegida presidenta, de que no está sentada en Palacio y no visita al Papa Francisco, como lo hace ahora Pedro Pablo Kuczynski, sostuvo la psicoterapeuta Carmen Gonzales, tras indicar que eso explica la hostilidad de Fuerza Popular con el Ejecutivo.

“Yo creo que Keiko Fujimori no ha aceptado la realidad de que no es presidenta. El hecho de que ella no va a hablar con el Papa Francisco, que ella no está sentada en Palacio, que no es presidenta, le es muy duro reconocer eso, porque para poder reconocer pérdidas en momentos difíciles tienes que tener tu coraje y fuerza para aceptar la realidad”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Cuando decimos que alguien no ha procesado un problema es como cuando vemos a una persona sufriendo por la muerte de un familiar que ocurrió hace años y todavía no acepta su realidad”, subrayó.

La derrota le generó rabia e impotencia

En otro momento, la especialista señaló que la derrota electoral le generó a Keiko Fujimori rabia e impotencia. Indicó que la excandidata no transmite públicamente esa frustración e impotencia, sino que esta es expresada a través de sus allegados.

“Ella no acepta su realidad y está muy colérica porque cree que le han robado la Presidencia. Entonces, esa rabia tan grande que tiene cualquier persona que no acepta la realidad se convierte en impotencia, hace que se rodee de gente como ella, [con rabia e impotencia] y sus allegados son fuerza de choque: Héctor Becerril, Lourdes Alcorta y Luis Galarreta”, precisó.

“Ella no expresa públicamente [esa rabia], sino que la extiende, transmite a través de sus allegados, donde ninguno es una persona con tranquilidad, con serenidad. Tú ya ves a Cecilia Chacón, que también tiene su nivel de agresividad; el mismo Luis Galarreta también. La gente debe saber que cuando una persona tiene una minusvalía y esta es muy notoria y muy fuerte, genera mucha cólera interna. Galarreta es una persona colérica”, acotó.

Foto: EFE