Kenji justifica desviar fondos de entidades privadas

shadow

 

Una cantinflada más de Kenji Fujimori, de las que ya nos tiene acostumbrados, fue revelada durante una entrevista que concedió a una revista local.

El engreído de la bancada de Fuerza Popular, Kenji Fujimori, señaló sin vergüenza y con total desparpajo que existe una persecución en contra de sus tíos Rosa Fujimori y Víctor Aritomi. Los fugitivos sobre quienes pesan órdenes de captura por presunto desvío de donaciones japonesas de la ONG Apenkai a cuentas bancarias privadas.

“A mis tíos se los acusa de malversación de fondos, pero eso es cuando se usa recursos del Estado, en el caso de Apenkai nunca hubo recursos del Estado ni del gobierno regional o municipal. Eran donaciones de entidades privadas”, dijo en una entrevista con la revista “Caretas”.

Es decir, Kenji Fujimori en su afán de justificar el accionar de los prófugos Rosa Fujimori y Víctor Aritomi, da a entender que es legal apoderarse del dinero donado para los pobres cuando viene de una entidad privada.

También se le preguntó sobre su perro “Puñete”, su famoso compañero con el que simulaba juegos sexuales y perennizó en un video. El hijo del sátrapa dijo que luego de la caída de la dictadura y la fuga de Alberto Fujimori, al salir de Palacio de Gobierno tuvo que regalar a todas sus mascotas.