La Unesco otorga su Premio de Libertad de Prensa al eritreo Dawit Isaak

shadow

 

PARÍS.- La Unesco anunció hoy que ha decidido otorgar este año su Premio Mundial de Libertad de Prensa, que lleva el nombre del colombiano Guillermo Cano, al periodista eritreo Dawit Isaak, que se encuentra encarcelado desde el año 2001 y del que no se tienen noticias desde el 2005.

“Dawit Isaak lleva casi 16 años preso, sin cargos ni juicio alguno”, explicó la presidenta del jurado, Cilla Benkö, que añadió que confía en que este premio sirva para desencadenar una demanda en todo el mundo para reclamar su liberación.

Recordó que el galardonado “se une al largo elenco de periodistas valientes que han perseverado para llevar la luz a lugares oscuros y mantener a toda costa informadas sus comunidades”.

El jurado internacional, recomendó por unanimidad la candidatura del eritreo “como reconocimiento a su coraje, resistencia y compromiso con la libertad de expresión“.

La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Irina Bokova, estimó que “la defensa de las libertades fundamentales exige determinación, coraje y personas audaces”.

Bokova añadió que “ése es el legado” de Guillermo Cano, el periodista colombiano asesinado el 17 de diciembre de 1986 en Bogotá cuando dirigía el diario “El Espectador”, y también el mensaje que se ha querido transmitir al distinguir el trabajo del premiado.+

El acto de entrega está programado el próximo 3 de mayo en Yakarta, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Dawit Isaak, dramaturgo, escritor y periodista, emigró en 1987 a Suecia, donde adquirió también la nacionalidad.

Tras la independencia de su país de origen en 1993, regresó allí y participó en la fundación del primer diario independiente, “Setit”, en el que trabajó hasta su arresto con motivo de “una campaña de medidas severas del régimen contra la prensa”, según la descripción dada por la Unesco.

El Premio Mundial de la Prensa/Guillermo Cano, dotado con 25,000 dólares, pretende honrar cada año a una persona, organización o institución que haya hecho una contribución destacada a la defensa o la promoción de la libertad de prensa, en especial en circunstancias peligrosas.