Liga Santander: Real Madrid empata 1-1 el derbi madrileño con el Atlético

shadow

 

Un tanto de a cinco minutos del final del derbi madrileño castigó la especulación del Real Madrid cuando se sentía ganador gracias a un testarazo de Pepe y vio a su rival justo físicamente, que acabó reaccionando con los cambios de Diego Simeone y dejando al Barcelona el liderato a tiro.

Fue un duelo con ritmo de final y máxima tensión, sintiendo media Liga en juego el Real Madrid y la posibilidad de bajar del liderato a su eterno enemigo para los atléticos y afianzarse en la tercera plaza. Más frescos físicamente los de Zidane pero especuladores en el esfuerzo final mirando el calendario. Luchando por estar a la altura en lo físico los de Simeone, siempre bien posicionados y con una fe que les condujo al premio del empate.

El respeto marcó el inicio. No hubo salida en tromba madridista, ni agobios para controlar de inicio rojiblancos. El encuentro dibujaba sus trazas tácticas, con poca movilidad de la “BBC” (Bale-Benzema-Cristiano) que obligaba a aparecer a los laterales pero Carvajal y Marcelo tenían más respeto del habitual, con miedo de caer en la trampa de Simeone.

Carrasco pegado a la derecha para castigar cualquier despiste defensivo de Marcelo y las faltas de ayudas de Cristiano si Juanfran se incorporaba. Mientras se deshacía la madeja táctica, el primero en avisar fue el Atlético. Una falta lateral de Koke la peinó Saúl y acarició el poste a los tres minutos.

El Real Madrid se hacía con el dominio de balón, mordía con Casemiro, Kroos y Modric imponiéndose siempre.

Oblak sostuvo a su equipo. Firme por alto y ágil bajo palos. Las imprecisiones en salida de balón de su equipo las solventaba trasmitiendo siempre seguridad. La segunda línea blanca mordía. Al cuarto de hora se lucía abajo, a su derecha, al latigazo seco de un Cristiano con hambre de gol que recordaba su triplete del Calderón.

En la lucha le faltó precisión al Atlético para poder golpear como hizo en sus tres últimas visitas ligueras con victoria al Bernabéu. Cuando lo intentaba Carrasco no encontraba rematador. Griezmann aparecía lejos de la zona de peligro. Los errores del rival le darían dos opciones.

Pese a ser un duelo táctico y de poco ritmo, las ocasiones llegaron. Oblak salvaba a una mano la aparición de Benzema. Mataba un balón en largo, se asociaba con calidad con Cristiano y tras la pared acababa la jugada pero el puño del portero evitaba el tanto. Se iniciaban los minutos de mayor agobio visitante.

Necesitaba aire el Atlético, y el Real Madrid a Bale, desaparecido, dejando un cabezazo cruzado como única acción de peligro. También de cabeza pudo golpear Godín pero no encontró puerta a centro de Gabi.

Las órdenes de Zidane fueron claras en el descanso. Los laterales debían desdoblar y en dos minutos generaron más peligro que en todo el primer acto. Marcelo la ponía a la cabeza de Cristiano que no afinaba y Carvajal repetía, con el portugués cediendo en esta ocasión al segundo palo a Benzema, que se topó con la salida rápida de Oblak. Hasta con la cara salvó a su equipo.

De una falta lateral por mano de Saúl, aparecía una nueva acción a balón parado de la que el Real Madrid rascó oro. Esta vez no fue Ramos. El testarazo de Pepe fue inalcanzable a su estirada. El partido 52 consecutivo marcando de los de Zidane.

Se desató el líder con el gol. Estaba obligado a reaccionar el Atlético que en un arranque de raza pudo empatar. Saúl avisó lejano, en un disparo que se envenenó al golpear en la defensa, pero que detuvo bien Keylor.

Simeone movía un banquillo con bajas importantes. Recurría a Correa como revulsivo y Thomas para adueñarse del centro del campo. El Real Marid jugó con fuego reculando. Perdía el balón y a Zidane le costaba quitar a Bale tras perder a Pepe en la batalla por un fuerte golpe en las costillas.

Fue cuando el Atlético de Simeone demostró su carácter. Luchando hasta el final para asestar un golpe directo del que no se levantó el Real Madrid. Avisó con una chilena anulada por posición ilegal Griezmann antes de encontrar espacio para la carrera, recibir el pase en profundidad de Correa y marcar para instalar la alegría en su parroquia y la preocupación en el madridismo. No hubo opción de milagro en esta ocasión y en el derbi madrileño hubo un ganador: el Barcelona.

Ficha técnica:

Real Madrid (1): Keylor Navas; Carvajal, Pepe (Nacho, m.67), Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Isco, m.76), Modric; Bale (Lucas Vázquez, m.81), Cristiano Ronaldo y Benzema.

Atlético de Madrid (1): Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Koke, Gabi, Saúl (Correa, m.62), Carrasco (Giménez, m.86); Griezmann y Fernando Torres (Thomas, m.78).

Goles: 1-0, m.52: Pepe. 1-1, m.85: Griezmann.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (colegio vasco). Amonestó a Casemiro (37) y Carvajal (87) por el Real Madrid; y a Saúl (51), Godín (61) y Koke (88)por el Atlético.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 31a jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 80,000 espectadores.