Verónika Mendoza: Nos tildan de terroristas por pensar diferente al consenso neoliberal

shadow

 

Verónika Mendoza, lideresa del Movimiento Nuevo Perú, participó ayer miércoles en  la conferencia Perú: entre la ilusión del crecimiento y la desilusión de la política, organizada por el Centro para Estudios Latinoamericanos David Rockefeller de la Universidad de Harvard y la Asociación de Estudiantes Peruanos de la prestigiosa casa de estudios en Estados Unidos.

Con la participación del politólogo Steven Levitski, quien sirvió como moderador del evento, Mendoza Frish tocó distintos temas referidos al estado actual de los peruanos frente a la política y su experiencia en la última campaña presidencial, donde trató junto a una confluencia de izquierda de presentar una alternativa de gobierno distinta a las tradicionales. Posteriormente respondió preguntas de los estudiantes que iban desde la problemática de la corrupción al deslinde -una vez más- del régimen venezolano.

Corrupción

“En el momento en que se naturaliza la corrupción, ya no es sancionable. Si algo podemos hacer desde el Estado es plantear las reglas de juego de tal manera que cerremos el paso a esa corrupción (…) Tiene múltiples factores, hay que combatirla y prevenirla desde distintos ángulos, es una batalla cultural. No es de derechas ni de izquierdas, la realidad lo muestra de la manera más flagrante. En el Perú como en Latinoamérica ninguno de los dos lados se libra”.

Modelo económico

“No tenemos ningún modelo que quisiéramos replicar, precisamente porque creemos que el Perú es un país rico, diverso, complejo y la política económica no puede darse sobre la base de una abstracción ni de calcar otro modelo, sino en función de la identificación de las potencialidades de nuestro territorio. Y no solo hablo de nuestros recursos naturales sino también de las dinámicas sociales, culturales, posibilidades laborales, etc”.

Actitudes

“Si en el último proceso electoral los derechos de la mujer, de la comunidad LGTBI han sido centrales en el debate político, ha sido gracias la audacia, el coraje de estos sectores que se han organizado y movilizado en los últimos años. Tiene que haber conjunción entre voluntad política y movilización social”.

Venezuela

“Si revisan todas mis declaraciones, siempre hemos sido absolutamente claros en deslindar con toda vulneración de derechos humanos, con todo debilitamiento de la institucionalidad democrática se de donde se de, incluida la propia Venezuela (…).”

“Nosotros nunca hemos respaldado la vulneración de derechos, mucho menos la criminilización de la protesta porque es algo que hemos combatido a costa de nuestra vida, de nuestra perspectiva política en el Perú, ¿cómo no hacerlo entonces respecto a otros países?”.

“Está en la esencia del FA y del Nuevo Perú la defensa irrestricta de los derechos humanos. Así es como hemos nacido, defendiendo derechos humanos de la población indígena, de las mujeres, de la población LGTBI y es en ese activismo ciudadano que nos hemos encontrado y hemos desarrollado este proyecto político. Para nosotros es algo inherente (…)”

“Si nosotros hemos ejercido nuestro derecho de protesta, si hemos sido víctimas de manera constante de la estigmatización, nos han tildado de toda clase de epítetos incluido el de ‘terrorista’ por ejercer nuestro derecho a la protesta, por ejercer nuestro derecho de disidencia, por pensar diferente al consenso neoliberal”.

“¿Cómo no solidarizarnos con quienes en Venezuela, como en otros países, están siendo criminalizados por ejercer ese derecho a la libertad de expresión?”.

Estigmatización de la izquierda

“Lamentablemente la estigmatización no opera sobre las propuestas, sobre la racionalidad, sino sobre las emociones, sobre las pulsiones. Cuaja en los miedos más profundos de la gente. Ha sido muy duro para nosotros el hecho de que desde la derecha nos estigmatizarán tildándonos de terroristas, cuando no había ningún elemento objetivo, ninguno, que pudiera verificar o insinuar siquiera ello. Y a pesar de que nos hemos empeñado en deslindar quinientas veces no solo con nuestros dichos sino también con hechos, es una difamación que ha calado ampliamente en cierto sector de la ciudadanía (…) Hasta ahora habíamos apelado a la razón, a la lógica, a las pruebas, pero nos hemos dado cuenta que es insuficiente. Además cuando del otro lado tienen una maquinaria monstruosa que implementa esta campaña de estigmatización”, aseveró la lideresa del Frente Amplio.

Fuente: lamula.pe/Foto: archivo CV