México: El hombre más gordo del mundo bajó 170 kilos y sigue terapia

shadow

 

GUADALAJARA/México.- Juan Pedro, el joven mexicano que pesaba 590 kilos, dio el primer paso para lograr salir de la cama en la que estuvo postrado los últimos años, logrando bajar 170 kilos y anunciar que seguirá adelante en su duro tratamiento.

En noviembre del 2016 era considerado el hombre más gordo del mundo, pero gracias a una dieta mediterránea a base de verduras y a los cuidados de un equipo multidisciplinario de doctores, perdió su “título” a cambio de una mejor calidad de vida.

“Me siento bien, motivado, feliz y estoy muy contento”, dijo desde Guadalajara, en el estado de Jalisco (occidente), ciudad en la que recibe el tratamiento. Se lo oye mucho mejor que hace unos meses, cuando se notaba la falta de aire al hablar.

Juan Pedro superó las expectativas de los doctores, quienes esperaban que en esta primera etapa de su tratamiento perdiera el 10% de su peso, pero gracias a su esfuerzo se deshizo del 30% para llegar a un peso de 420 kilos.

“Le estoy echando todas las ganas, me siente mejor, muy optimista, siento que estoy triunfando y que se vienen cosas muy positivas para mí”, aclaró entusiasta.

Juan Pedro y sus fotografías dieron la vuelta el mundo el año pasado cuando su caso llegó a la prensa, luego de 6 años sin poderse mover a consecuencia del sobrepeso. Su más de media tonelada de peso le impedía realizar actividades cotidianas como salir a caminar, ir a la escuela o trabajar.

Videos relacionados

Desde noviembre pasado se sometió a un peligroso tratamiento que le puede costar la vida. A pesar de ello, está dispuesto a enfrentar el riesgo porque se cansó de ver cómo pasaban los días en el cuarto donde permanecía encerrado.

Es originario del estado de Aguascalientes (Centro), su familia es de escasos recursos y para él todos estos años pasaron “en la cama en un cuarto viendo que pasa el tiempo, estando triste, pues ha sido de batallar”, dijo hace tres meses.

Desde niño enfrentó problemas de obesidad, pero ante la falta de recursos de su familia para que recibiera la atención médica adecuada, a los 17 años ya tenía un peso de 290 kilos. A los 27 años sufrió un accidente que le provocó lesiones en la mitad del cuerpo y le quitó movilidad.

 Presentaba un cuadro de hipertiroidismo —con lo que su cuerpo en lugar de quemar calorías las absorbe—, diabetes tipo II, hipertensión y una enfermedad pulmonar compulsiva con carácter crónico.

Juan Pedro, hoy, todavía pasa la mayor parte del día postrado en la cama. Pero ya es más optimista respecto al futuro. (ECHA – Agencias)