México: La nueva pesadilla es el cártel Jalisco Nueva Generación (VIDEO)

shadow

 

GUADALAJARA.-  Tras el secuestro de dos hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien desde la cárcel ve  perder poder e influencia, el cartel Jalisco Nueva Generación se convirtió en el enemigo público N°1 de México y una pesadilla en el narcotráfico azteca.

Entre sus “hazañas” está la de haber propinado dos de los peores golpes a la política de seguridad del Presidente Peña Nieto, como cuando en abril del 2015 asesinó en una emboscada a 15 policías que realizaban un operativo en una carretera cerca del balneario de Puerto Vallarta, en Jalisco.

Un mes después derribó con un lanzacohetes un helicóptero militar que perseguía a un jefe narco en ese mismo estado, dejando siete soldados muertos, señala el diario chileno El Mercurio en su informe.

Pero, a partir del lunes pasado asumió el protagonismo principal en la Guerra de la Coca luego que secuestrara en un restaurante en Puerto Vallarta a seis hombres, entre ellos nada menos que Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, dos de los hijos del detenido capo del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

cartel-jaliscomapa

Aunque la fiscalía de Jalisco confirmó oficialmente que Jesús Alfredo era una de las personas retenidas por un comando armado, posteriormente fuentes de esa misma dependencia revelaron ayer que fue también plagiado Iván Archivaldo, el hijo mayor del capo sinaloense, informó el diario azteca El Universal.

cartel-jalisco2

“Las investigaciones nos han conducido a la muy avanzada identificación de algunos sujetos que perpetraron esta acción, y los vínculos de los mismos nos llevan a afirmar que pertenecen al grupo delictivo Jalisco Nueva Generación”, dijo el fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer, señala la agencia alemana  DPA.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México y especialista en crimen organizado, Raúl Benítez Manaut, considera que esta acción del cartel Jalisco Nueva Generación da un vuelco importante a la guerra entre las mafias de la droga y enciende las alarmas ante una posible ola de violencia por el desafío directo al cartel de Sinaloa.

“Jalisco es un estado estratégico para el narcotráfico, ahí están las rutas de tránsito de los estupefacientes hacia el norte de México para posteriormente introducirlos a EE.UU. Ese era uno de dominios del cartel de Sinaloa, pero ahora, debido a la debilidad de este tras la captura de ‘El Chapo’, está predominando el cartel Jalisco Nueva Generación, que además lucha contra las autoridades y Los Zetas”, explica Benítez Manaut.

El experto añade que, para sus actividades ilícitas, la agrupación cuenta con un gran poder de fuego, ya que posee lanzacohetes, ametralladoras, granadas, cascos y chalecos antibalas.

El grupo criminal surgió en Jalisco hace unos seis años a partir de los remanentes del cartel del Milenio, y se convirtió en brazo armado del cartel de Sinaloa en la lucha contra Los Zetas.

Esta alianza se rompió hace un par de años y el cartel del Milenio Nueva Generación se extendió a los estados colindantes de Colima y Michoacán, en el oeste de México. De hecho, su líder Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, un delincuente de amplia trayectoria, nació en Michoacán.

cartel-jaliscofusil

Este cártel ha hecho alianza con otras bandas criminales y ha incrementado su capacidad de vender y distribuir drogas, con lo que ha engrosado sus filas.

Benítez Manaut concluye que esto solo viene a demostrar que la violencia del narcotráfico es muy grande en México, sigue vigente y continuará resultando una “pesadilla” para el gobierno de Peña Nieto, por lo que es imperioso que reforme su política de seguridad en los dos años que le quedan en el poder. (ECHA – Agencias)