Nasa: Satélite de Saturno tiene “todos los elementos necesarios para la vida” (VIDEO)

shadow

 

ESTADOS UNIDOS.-  La nave Cassini de la NASA  detectó moléculas de hidrógeno en los géiseres de un pequeño y congelado satélite  de agua, Encélado, de Saturno, que es ahora el principal candidato para albergar vida fuera de la Tierra.

En la conferencia donde se comunicó el hallazgo, uno de los científicos a cargo de Cassini detalló que “ahora sabemos que Encélado tiene casi todos los ingredientes que hasta ahora consideramos necesarios para soportar la vida tal como se conoce”.

Tras varios años de investigación en torno a este tema, los recientes descubrimientos fueron detallados en un trabajo publicado en la revista especializada Science.

Videos relacionados

La NASA y otros fueron rápidos en asegurar que este nuevo descubrimiento no significa que hay vida en Encélado (que con un diámetro de apenas 500 kilómetros, alberga un océano líquido bajo su superficie, del cual salen flujos de vapor a través de fisuras en su polo sur) pero que puede haber condiciones favorables para ella.

Los expertos detallaron que este tipo de reacciones existe en la Tierra y que además han encontrado estos flujos de vapor en el océano profundo, en zonas en que se han visto organismos alimentándose de las reacciones térmicas que se producen en estos puntos, ya que la luz del Sol no logra llegar hasta ellos. Con esto, se potencia la posibilidad de que pueda existir algún tipo de vida cerca de los nuevos hallazgos en la luna de Saturno.

Europa: Otro satélite que  puede albergar vida

 Sin embargo, Encélado no fue el único mundo oceánico entre los satélites de Saturno  que mostró condiciones para soportar la vida.

En la misma conferencia (y en un segundo paper en Science), científicos de la NASA detallaron que uno de los satélites de Júpiter, Europa, también mostró reacciones térmicas que dan señales de contener los elementos químicos necesarios.

Una nueva imagen de una columna de humo encontrada en la superficie de Europa, que se extiende por hasta 100 kilómetros de altura, fue observada por primera vez en el 2015.

Esta columna está situada en una zona del satélite que contiene lo que se cree que son fisuras de la capa de hielo que cubre la luna.

Los científicos a cargo de las observaciones realizadas por el telescopio Hubble creen que este hallazgo se asemeja a la evidencia de las erupciones de agua encontradas en Encélado.

“Las columnas de humo de Encélado están asociadas con las zonas más cálidas, por lo que luego de las imágenes obtenidas con Hubble, revisamos si coincidían con anomalías térmicas encontradas por la sonda Galileo en la década de los 90 y descubrimos que están en la misma zona”, detalló William Sparks. (ECHA – Agencias)