Ningún entrenador “extranjero” ha conquistado la Copa del Mundo

shadow

 

Con el título obtenido por Francia en el Mundial Rusia 2018, de la mano del técnico Didier Deschamps, se confirmó la regla no escrita: la Copa del Mundo la ganan técnicos de la misma nacionalidad del equipo campeón. Los entrenadores “extranjeros” no han conquistado un título mundial con la selección que dirigen.

Así fue con Alberto Horacio Supicci (Uruguay, 1930), Vittorio Pozzo (Italia, 1934 y 38), Juan López Fontana (Uruguay, 1950), Sepp Herberger (Alemania, 1954), Vicente Feola (Brasil, 1958), Aymore Moreira (Brasil, 1962), Alf Ramsey (Inglaterra, 1966), Mario Zagallo (1970), Helmut Schön (Alemania, 1974), César Menotti (Argentina, 1978), Enzo Bearzot (Italia, 1982), Carlos Bilardo (1986), Franz Beckenbauer (Alemania, 1990), Carlos Alberto Parreira (Brasil, 1994), Aimé Jacquet (Francia, 1998), Luiz Felipe Scolari (Brasil, 2002), Marcello Lippi (Italia, 2006), Vicente del Bosque (España, 2010) y Joachim Löw (Alemania, 2014), Didier Deschamps (Rusia 2018), los 20 técnicos campeones del mundo.

Tan sólo dos entrenadores pudieron cambiar la norma. El inglés George Raynor, que al frente de la selección sueca ya había ganado la medalla de oro olímpica en Londres 1948, clasificó al conjunto nórdico para la final de 1958, en la que era el anfitrión, pero se topó con la eclosión de Pelé.

Veinte años después, el austriaco Ernst Happel retomó las cenizas de la “naranja mecánica” para conducir a Holanda a la final contra Argentina, pero se cruzó en su camino la Albiceleste de Menotti y le arrebató el título en la prórroga.

Deschamps iguala a Zagallo y Beckenbauer

El francés Didier Deschamps, campeón del mundo como jugador en 1998, conquistó este domingo el título mundialista como seleccionador ‘bleu’, lo que le equipara con el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

Deschamps, que capitaneó al conjunto galo en la cita de 1998, disputada en Francia, hizo historia en el estadio moscovita de Luzhniki como entrenador.

Su plantel se impuso, por 4-2, a la selección de Croacia, inesperada finalista en el Mundial de Rusia.

Con la victoria de la escuadra francesa, Didier Deschamps emuló a Mario Zagallo y Franz Beckenbauer.

El brasileño triunfó como jugador en Suecia 1958 y Chile 1962 y como entrenador de la Canarinha en México 1970.

El germano, por su parte, celebró en el Mundial de Alemania 1974 el título como futbolista y en Italia 1990 como seleccionador. EFE

Tostao, el “Pelé blanco” que se aferró al periodismo por Di Stéfano (Video)