Ocho periodistas y un guía caminaron 70 km hacia Uchuraccay

shadow

 

Venciendo las inclemencias del tiempo y atravesando ríos y quebradas, entre lluvias persistentes y neblinas cargadas, ocho periodistas y un guía ayacuchanos revivieron la caminata realizada hace 34 años por los Mártires de Uchuraccay.

Este acto que demandó esfuerzos sobrehumanos para superar una extensión aproximada a los 70 kilómetros y alturas andinas de 4,800 m. s.n.m. se llevó a cabo el reciente 26 de enero uniendo el paraje de Toccto con el nuevo distrito de Uchuraccay.

Pedro Yaranga, el reconocido dirigente de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, lideró el arriesgado andar, conjuntamente con Juan Huamancusi Quispe e Iván Vargas Cancho, dirigentes de la ANP Huamanga, acompañados de Honorato Méndez Bautista y Hugo Dalmiro Luna, periodistas locales, así como de Daniel Roca Sulca, excomisionado para la paz, Javier Tineo de la Cruz, presidente de la Coordinadora Regional de las Víctimas de la Violencia Política y Rubén Rojas Domínguez, exalcalde de Tambo y principal gestor de esta hazaña, que bajo el título de Caminantes por la Ruta de la Paz y la Reconciliación Nacional, se lleva a cabo desde hace nueve años.

La jornada demandó casi nueve horas de esfuerzo denodado, en el transcurso de las cuales los caminantes, portando las respectivas huallccas (una bolsa con cancha, queso, haba tostada y agua), tuvieron que cumplir con los rituales de la cosmovisión andina consistente en el pago o mesada con productos andinos y selváticos, acto que permite pedir a los apus compasión y protección para llegar a lugares distantes y riesgosos como Uchuraccay.

Satisfecho del deber cumplido, los dirigentes de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, dieron a conocer que la caminata les obligó a superar una serie de obstáculos ocasionados por las pendientes, piedras, barros, espinas y pastizales de ichus, además de vertientes de agua que dificultaron el andar y les causaron malestares como dolores en las rodillas y otras partes del cuerpo.

Sin dejar de manifestar su alegría por la faena realizada, los protagonistas de este episodio evocativo, mencionaron que hacer el recorrido les ha significado conocer en toda la magnitud la hazaña de los 8 Mártires de Uchuraccay, que lamentablemente terminó en tragedia que nunca se podrá olvidar.