OEA: Se levantó la sesión sobre crisis en Venezuela sin una declaración final

shadow

 

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA,  finalizó su sesión de este  martes sobre la crisis en Venezuela luego de intenso debate,  sin que se llegue a realizar una votación ni emitir una declaración.

 Tras cerca de una hora de debate, la orden del día fue aprobada por 20 de 34 países, mientras 11 naciones se opusieron sin lograr impedir la realización del debate, que terminaría en una votación sobre una declaración que pide que la OEA siga “examinando distintas opciones para lograr el restablecimiento de la normalidad democrática dentro del marco constitucional venezolano”.

México fue el primer país en intervenir, asegurando que la decisión de suspender a un país miembro es el último recurso y que antes deben agotarse otros recursos.

Videos relacionados

No obstante, reclamó un cronograma electoral claro para crear un clima de consenso político y propuso la revisión mensual en el organismo sobre la situación en Venezuela.

“No sabemos dónde terminará esta crisis. Necesitamos actuar con urgencia”, manifestó por su parte el representante estadounidense, Michael Fitzpatrick, quien reclamó la liberación de los presos políticos.

“Todavía hay una oportunidad de hallar la solución antes que la crisis se profundice”, añadió, apuntando al diálogo y vínculos más fuertes que desemboquen en un regreso del país “al camino democrático y de prosperidad”.

Por su parte, la delegación de Uruguay insistió en mantener al diálogo como el principal camino, en lugar de una suspensión del país del organismo regional.

El representante Hugo Cayrús destacó “la necesidad de agotar los esfuerzos diplomáticos subrayando la importancia del diálogo y la negociación como la vía idónea para encontrar soluciones”.

El diplomático por Haití, Jean Víctor Harvel Jean Baptiste, calificó al secretario general, Luis Almagro, como “golpista” por pedir la discusión de la situación venezolana. “Es un golpe de Estado maquillado a Venezuela. Las sanciones no son la respuesta“, manifestó.

A su vez, el enviado argentino, Juan José Arcuri, pidió que el diálogo tenga resultados concretos. “Estamos preocupados por la crisis casi integral que atraviesa el hermano país. Para que dicho diálogo sea conducente y no sea solo una pantalla, es necesario que se avance. Es necesario soluciones, prácticas y bien intencionadas”, señaló.

Tras escuchar las posiciones de sus pares, el delegado venezolano aseguró que no pueden reconocer a los miembros de la OEA como miembros de buena voluntad. “Ustedes quieren obligarme a mí a violar mi propia Constitución”, esgrimió Samuel Moncada. “Ustedes están provocando un golpe de Estado en Venezuela. Muchos aquí han expresado su ignorancia. Creen que están ayudando cuando están haciendo daño”. (ECHA – Agencias)