OIT: Perú reafirma compromiso de combatir informalidad laboral

shadow

 

GINEBRA/Suiza.– Uno de los objetivos del Gobierno del Perú es combatir la informalidad laboral, anunció el ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Alfonso Grados a los países miembros de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

“La informalidad laboral es una realidad que limita el acceso de los trabajadores a la seguridad social y a sus derechos básicos”, afirmó.

Alfonso Grados aseguró que la lucha contra este problema socioeconómico pasa por varios frentes. El principal es construir un marco legislativo que incentive y dinamice los ciclos laborales, para generar empleo digno.

De acuerdo con el ministro de Trabajo, este marco legal cumple con el respeto a los derechos laborales y da a los empleadores las posibilidades de adecuar mejor sus necesidades a las exigencias normativas.

Alfonso Grados subrayó que este esfuerzo debe ir acompañado por el aumento de la empleabilidad, en especial de los jóvenes, para acortar la brecha entre la oferta y la demanda, el cual permita reducir de forma significativa el nivel de inadecuación ocupacional.

Consideró que se debe fortalecer el sistema de inspección, complementando su rol sancionador con el de ser una herramienta de orientación hacia la formalidad, principalmente para las micro y pequeñas empresas.

“La decisión del Gobierno es además generar más empleo digno, porque así se estará respondiendo a las exigencias de la población y garantizando el alineamiento del Perú con los conceptos de trabajo de decente de la OIT”, sostuvo Alfonso Grados.

Grados participó en la sesión plenaria de la 106° Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, en Ginebra (Suiza), donde viajó liderando la delegación peruana que integran funcionarios del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo y del Ministerio de Relaciones Exteriores.

También forman parte de este grupo de trabajo representantes de los gremios empresariales, de las centrales sindicales, del Congreso de la República, así como del Poder Judicial.

Foto Andina