ONU: Irán, Rusia y Turquía serán garantes del cese al fuego en Siria

shadow

 

NUEVA YORK.-  La ONU informó en su web oficial que Irán, Rusia y  Turquía serán los Garantes de la observancia a la orden de cese al fuego en Siria, en  compromiso con la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de Siria.

Señala que los garantes tendrán a su cargo esta misión con su determinación de reducir el nivel de tensión militar y de garantizar la seguridad de los civiles del país.

En ese sentido menciona que en la reunión de Astaná  se anunció la creación de zonas de distensión con el fin de poner fin a la violencia, mejorar la situación humanitaria y crear condiciones favorables para avanzar en la solución política del conflicto en la República Árabe Siria.

La creación de zonas de seguridad es una medida temporal, cuya duración inicial será de 6 meses y se extenderá automáticamente sobre la base del consenso y la responsabilidad de los garantes.

No obstante, este acuerdo fue rechazado por el  ministro de exteriores. Walid al-Mualem. “por ser contrario a los intereses del gobierno y el pueblo de Siria”.

“El memorando indica que la preparación completa de los mapas de las aéreas de distensión se llevará a cabo sin dilación antes del 4 de junio como está previsto y Siria debe cumplir con ello”, declaró el Secretario General de Naciones Unidas Antonio Guterres, según publicó la agencia árabe Al-Arabya.

El Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) aceptó el memorando y ratificó el establecimiento de las zonas de distensión para cuatro regiones, la provincia de Latakia, Idlib, Hama y Alepo, y agregó el área norte de la provincia de Homs, el suburbio de Ghouta en Damasco y zonas del sur del país como Deraa y

El Secretario General de la ONU precisó que los garantes deberán proveer acceso humanitario rápido y seguro; crear condiciones para la prestación de asistencia médica a la población local y satisfacer las necesidades básicas de los civiles.

También se deben adoptar medidas para restaurar las infraestructuras básicas, comenzando por las redes de suministro de agua y distribución de electricidad; creando las condiciones para el retorno seguro de los refugiados y las personas desplazadas internamente. (ECHA- Agencias)