ONU pide tregua en Alepo para ayudar a millón y medio de civiles asediados

shadow

 

GINEBRA- La Organización de Naciones Unidas, ONU, pidió “un verdadero alto el fuego” o “pausas semanales de 48 horas” en la ciudad siria de Alepo para ayudar a millón y medio de civiles asediados por los combates entre fuerzas del régimen y rebeldes.

Precisó que es necesario un acceso humanitario inmediato para estas personas asediadas que viven sin suministro de agua ni electricidad y padecen la grave escasez de productos básicos,mientras las fuerzas del régimen de Bashar al Assad y los rebeldes se preparan para una batalla decisiva.

Ante esta gravísima situación, el coordinador humanitario de la ONU para Siria, Yacub el Hillo, y el coordinador regional Kevin Kennedy pidieron una interrupción en los combates.

civiles2

“La ONU está dispuesta a ayudar a la población civil de Alepo, una ciudad unida por el sufrimiento, pero necesita al menos un verdadero alto el fuego o pausas humanitarias semanales de 48 horas para tener acceso a las personas necesitadas y para reabastecer las reservas de alimentos y medicinas, que están a un nivel peligrosamente bajo”, señalan en un comunicado.

Inicialmente, unas 300.000 personas habían quedado atrapadas y con el suministro de víveres interrumpido, en los barrios del este de la ciudad, controlados por distintos grupos rebeldes, después de que las fuerzas gubernamentales cerraran a inicios de julio la única vía de acceso que quedaba abierta.

civileds3

La situación cambió a finales de la semana pasada, cuando los grupos rebeldes consiguieron a su vez bloquear la principal ruta hacia el oeste de la ciudad, dominado por el Ejército y las milicias que lo apoyan. Se calcula que allí hay actualmente más de 1,2 millones de personas.

Según las Naciones Unidas, la población que se encuentra sitiada en el este y oeste de Alepo, más la que vive en su periferia, se eleva a 2 millones de personas “viven ‘de facto’ con el miedo de estar cercadas”.

civiles5

El vocero de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU, Jens Laerke, dijo en una conferencia de prensa en Ginebra que tras el cierre del camino hacia el oeste de Alepo se están registrando desplazamientos masivos de familias procedentes de esta área y que se manejan cifras que van entre 25,000 y 35,000 personas en los últimos dos a tres días.

onu

Las dos facciones consiguen enviar alimentos y otros productos hacia sus sectores, pero estas vías de suministro no son lo bastante seguras para los civiles.

“Toda la ciudad está sin agua corriente desde hace cuatro días, los niños y las familias de Alepo se encuentran en una situación catastrófica”, alertó por su parte el Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). (ECHA – Agencias)