Oscar 2016: ¿Ganará Iñárritu al Mejor Director como en 2015?

shadow

 

Entre los años 1940 y 1941, John Ford obtuvo dos Oscar de manera consecutiva, 1950 y 1951, el cineasta Joseph L. Mankiewicz repitió ese logro, ese récord puede ser igualado este 28 de febrero por el realizador mexicano Alejandro González Iñárritu. Que, además, le daría al país azteca su tercer Oscar en tres años, en 2014 ganó Alfonso Cuarón por Gavedad.

Para muchos el favorito es Alejandro González Iñárritu, por su potente trabajo al reflejar la lucha entre colonos e indígenas de los albores norteamericanos. The Revenant: El renacido le significaría un nuevo triunfo al director que ya tocó la gloria el 2015 con Birdman. Antes ya había competido por el Oscar con Amores perros (2001), Babel (2006) y Biutiful (2010).

Pero, el sesgo racista de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas podría catapultar a Thomas McCarthy por su filme En primera plana. Reflejar la investigación periodística que derivó en la acusación de cientos de actos pedófilos perpetrados por sacerdotes católicos en Boston podría darle la estatuilla dorada. Ya ganó en los premios del sindicato de directores, y en los festivales de Toronto y Venecia.

George Miller, el realizador australiano que nos entregó toda la saga futurista Mad Max, hoy compite con Mad Max: Fury Road. Para los que crean que se trata de un nominado sin opciones es oportuno resaltar que este cineasta ya cuenta con un Oscar, por la animación Happy Feet (2006) y una nominación gracias a la inusual Babe, el cerdito valiente (1995). Si la Academia se resiste a darle el galardón a Iñárritu, puede ser el ganador.

Sin mayores chances tenemos a Adam McKay, por La gran apuesta. Contar una historia tan densa como la crisis inmobiliaria de los Estados Unidos y hacerlo de manera entretenida es todo un desafío, que este innovador cineasta logra en buena parte. Las intervenciones de Selena Gomez o de alguna despampanante modelo explicando las movidas económicas son ciertamente originales. No le va a alcanzar para llevarse el Oscar a casa.

También, sin reales posibilidades está el irlandés Lenny Abrahamson, por La habitación. Un filme complicado y humano de un director que ya sorprende, pues cuenta sólo con un puñado de películas en su hoja de vida, es ya un logro llegar a estas instancias. De ganar rompería con todas las apuestas alrededor del Oscar. Manuel Salazar.

OTRAS NOTAS DEL OSCAR 2016: