Paraguay: Reconstruyen “plan de guerra” para asaltar Prosegur

shadow

 

ASUNCIÓN/Paraguay.- La megabanda que asaltó la sede de Prosegur en Ciudad del Este estaba equipada con un poderoso arsenal de guerra y puso en marcha una compleja estrategia de distracción para hacerse con el millonario botín y huir al Brasil.

De acuerdo a la  Policía Nacional de Paraguay y el periódico ABC el minucioso plan de guerra se puso en marcha a las 00:18 de este  lunes y duró unas cuatro horas, en un plan trazado minuciosamente por loe estrategas de la banda y que, a continuación, reproducimos:

  1. Vehículos incendiados irrumpen en los accesos a la Jefatura de la Policía Nacional en Ciudad del Este, mientras los delincuentes lanzan bombas molotov y “miguelitos” en los alrededores, en un ataque de distracción. Los rodados estaban llenos de municiones, que con el fuego estallaron creando la ilusión de un tiroteo aún mayor.
  2. Los delincuentes bloquean la Ruta Internacional N° VII, frente al acceso a la sede de Prosegur, con dos vehículos incendiados.

3. Francotiradores comienzan a disparar a todo vehículo que se aproxime a la zona desde la Ruta Internacional, sean de la policía o particulares. Montan también ametralladoras anti aéreas en caso de una intervención de los helicópteros de la Policía de Brasil, que no finalmente no sucede.

4.El grupo de asalto llega hasta la sede de Prosegur a bordo de un vehículo de gran porte. Se bajan y asesinan al suboficial de la policía Sabino Ramón Benítez, quien se presume estaba dormido.

5. Los atacantes reducen a los guardias de seguridad y utilizan explosivos para derrumbar la pared de concreto y hacerse paso hasta la primera bóveda, aunque no habrían logrado entrar a la segunda.

6. Con el apoyo de tres o cuatro vehículos blindados, roban un monto millonario no confirmado pero reportado cercano a los 40 millones de dólares, poco antes de la 1:00 de la madrugada

7. Tras el robo la banda cierra los puntos de acceso a Prosegur y repele con armas de guerra, miras infrarrojas y explosivos el avance de los agentes de policía, que sólo contaban con sus armas reglamentarias ya que no habían podido llegar a la Jefatura. (ECHA – Agencias)