Perú consolida el turismo corporativo

shadow

 

El turismo corporativo se consolidó este año en Perú con la organización de eventos internacionales, creciendo 5 por ciento en los últimos cinco años, informó el presidente del Buró de Convenciones y Visitantes de Lima (BCVL), Carlos Canales.

“Muchas veces tenemos que promover el turismo tradicional con el turismo de reuniones, de negocios, convenciones, ferias y el turismo corporativo”, declaró a Xinhua el directivo.

Según Canales, en los últimos cinco años el turismo de reuniones en Perú, que no llegaba ni a 1 por ciento, ha crecido hasta llegar hoy en día a 5 por ciento del total de turistas que llegan al país.

“Ya son cifras e indicadores bastante importantes y que tienen un crecimiento anual aproximado de 20 por ciento a 24 por ciento”, dijo, al tomar como referencia la reunión del Comité Olímpico Internacional, que se llevó a cabo en Lima del 13 al 17 de septiembre pasado.

El Centro de Convenciones de Lima, un moderno edificio ubicado en la céntrica Avenida Javier Prado, fue sede de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático en 2014, de la Reunión del Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial en 2015 y de la reunión del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico en 2016.

Canales anunció que el Centro de Convenciones recibirá la Cumbre de las Américas en 2018 y los Juegos Panamericanos en 2019, sólo por mencionar dos eventos de este sector, que durante 2017 captó alrededor de 650 millones de dólares.

“Eso se ha debido a la profesionalización del sector en la captación y postulación de los eventos y un trabajo mixto entre el Buró de Visitantes de Lima y la Comisión de Promoción de Perú para la Exportación y el Turismo (Promperú)”.

El presidente del BCVL señaló que Perú, después de ocupar el puesto número 14 en 2012 en la clasificación de las Américas, en 2015 y 2016 ocupó el primer y segundo puesto, respectivamente, como sede de eventos corporativos.

Canales señaló que el Mundial de Fútbol 2018 puede tener algún impacto en la actividad turística en Perú, debido a que muchos turistas extranjeros cambiarán sus destinos para viajar a Rusia, en fechas que coinciden con la temporada alta.

“Podría ser un factor que pueda limitar el crecimiento del turismo hacia Perú, porque es justamente en la época de vacaciones de los europeos y estadounidenses, estamos hablando a finales de junio y todo el mes de julio”, anotó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo, Enrique Quiñones, dijo que el año pasado ingresaron a Perú 4.303 millones de dólares por concepto de turismo, monto que este año se tiene previsto superar.

Según el directivo, el sector se ha convertido en la tercera actividad más dinámica del país que genera divisas extranjeras, por detrás de la actividad minera y la agroindustria exportadora.

Quiñones coincidió con las estimaciones oficiales de que para el próximo año el número de visitantes extranjeros que arribará a Perú puede rondar los 4,2 millones, con un aumento cercano al 8 por ciento.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, ha resaltado que su administración trabaja con los organismos estatales correspondientes para incrementar el número de visitantes hasta llegar a siete millones en 2021.

La iniciativa de Kuczynski obligará un mayor esfuerzo de todos los agentes involucrados al desarrollo de este sector y demandará un crecimiento por encima del 15 por ciento anual durante los siguientes tres años.

Kuczynski apuesta por el turismo, porque es una actividad que no contamina y genera alrededor de un millón 300.00 empleos y activa otros sectores económicos conexos como hotelería, restaurantes, transporte y vestidos.

El año pasado, Perú recibió 3,74 millones de turistas extranjeros, un 8,4 por ciento más que el año anterior.

Entre los mayores emisores de turistas hacia Perú destaca Chile, con 1.55.880 visitantes, quienes prefieren realizar compras y contratar servicios debido a su bajo costo en el territorio peruano.

Uno de los mayores atractivos que tiene Perú es la ciudadela inca de Machu Picchu, reconocida en 1983 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco).

Según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, este símbolo de la cultura peruana, ubicada en la región surandina de Cusco, a 2.490 metros sobre el nivel mar, recibe todos los años alrededor de 1,5 millones de turistas.

Machu Picchu se ha convertido en un generador importante de divisas para el país, donde la actividad turística representa el 3,9 por ciento del Producto Bruto Interno de Perú. (Agencias)

Foto: Crónica Viva