Piqueítos políticos del lunes 30 de noviembre

shadow

 

Esta semana sería debatido en el Pleno del Congreso de la República la propuesta para que al llegar a los 65 años, los afiliados a una Administradora de Fondos de Pensiones (AP) puedan disponer del 95.5 % de sus fondos pensionarios. La propuesta de ajuste de las tablas de mortandad, hecha por el expresidente de la SBS, reactivó el debate sobre el tema de las AFP. Analicemos algunos aspectos del problema…

*****

La presidenta de la Asociación Nacional de Pensionados de Chile, María Bustos, aconsejó a sus pares peruanos “salvarse a tiempo” del colapso del Sistema Privado de Pensiones (SPP), que en el vecino país ha obligado al Estado a subsidiar las pensiones, pues lo que perciben de sus AFP no llega ni siquiera a la pensión mínima. Después de hacer un análisis del sistema, y determinar que un 50 % de los pensionados obtendría sumas iguales o inferiores al 15 % de sus ingresos de los últimos diez años de trabajo, el gobierno de Michelle Bachelet creó en el 2008 el Sistema de Pensiones Solidaria (SPS), para que el Estado chileno cubriera la diferencia. ¿Ocurrirá lo mismo en el Perú, en cualquier momento? Al paso que vamos, pocos lo dudan…

*****

Mantener un sistema de aportes obligatorios es un despropósito desde todo punto de vista. Que, además, el fondo resultante de los mismos sea inalienable, inclusive cuando el afiliado cumple la edad de jubilación, es algo que desafía toda lógica financiera. Con el argumento de que la Oficina Nacional Previsional (ONP) estaba al borde del colapso, el entonces ministro de Economía Carlos Boloña, durante el gobierno fujimorista, promovió la creación de las AFP y amenazó a los trabajadores estatales con despedirlos si no se afiliaban a una de ellas.

*****

Fue el gran negocio de su vida, pues salió del Gobierno y se convirtió en presidente del directorio de la AFP Horizonte. También se aseguró no tener competencia de otros capitales peruanos, al promover la ley que prohibió a los bancos nacionales participar en la constitución y administración de las AFP. Con ello demostró que no fue nada gratuito lo que hizo durante su gestión…

*****

Cuando una persona deposita su dinero en un banco este le paga intereses. Pero al depositarla en una AFP para que este la administre (y haga negocios con plata ajena) le cobra un 3 % de comisión. Por eso, sin invertir nada han ganado miles de millones, construido lujosos edificios de oficinas y pagado jugosos sueldos a sus funcionarios. Un perfecto tinglado armado por los grupos de poder a costa del bolsillo de los más de 5 millones de peruanos afiliados al SPP…

*****

Sobran argumentos para demostrar que hay decenas de destinos de inversión más rentables que los elegidos por las AFP para nuestros fondos. No solo se puede comprar propiedades o ahorrar en ciertas entidades, también se puede invertir en salud, educación propia o de nuestros hijos, valores más adecuados para quien quiera asegurar su tranquilidad en la vejez. Ya se ha propuesto crear cuentas de ahorro previsionales en los bancos, cajas o compañías de seguros. Todo esto será motivo de debate y análisis en los próximos días. Todavía estamos a tiempo de salvar a los pensionistas de las AFP…

*****

El caricaturista Heduardo publicó hace unos días una de sus creaciones con el siguiente texto: “¿Por quién votarías tú: por el que pegó a su esposa; por el que humilló públicamente a su esposa, por la que dejó que torturen a su madre o por el que negó a su hija?”. Terrible dilema, ¿no?…

 

Leave a Reply