Polonia: Trump llama choque de civilizaciones a la lucha contra el terrorismo (VIDEO)

shadow

 

VARSOVIA.- El presidente de EEUU, Donald Trump, calificó la lucha contra el terrorismo como un choque de civilizaciones, asumiendo un esquema que sus dos predecesores evitaron y ligándolo a su controvertida política migratoria.

Su discurso de este jueves se centró en un amplio elogio a lo que describió como las virtudes únicas de la civilización occidental, de la que dijo que está enfrentando “crudas amenazas a nuestra seguridad y nuestra modo de vida”.

Enfatizó que esas amenazas emanan del “sur o del este” –en velada referencia al mundo islámico– y pudieran “borrar los vínculos culturales, de la fe y la tradición que nos hicieron quienes somos”.

“La cuestión fundamental de nuestra época es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir”, dijo el Presidente, en una de la casi docena de veces que invocó la idea de “voluntad” durante el discurso de aproximadamente 40 minutos.

Trump había expresado ideas etnocéntricas similares durante su campaña presidencial, pero nunca las había descrito con tanta extensión.

“Si estamos buscando una doctrina de Trump, esto es lo más cercano que vamos a tener”, dijo Michal Baranowski, director de German Marshall Fund en Varsovia y experto en la política de Polonia y europea.

“No es una doctrina de política exterior – es casi un manifiesto”, acotó.

Esa doctrina revela la fuerte influencia de dos abogados del populismo nacionalista entre los consejeros de Trump, su estratega Stephen K. Bannon y su consejero político Stephen Miller, que escribió buena parte del discurso. Y contrasta claramente con el enfoque de los predecesores de Trump.

Desde los ataques terroristas del 11 de Septiembre del 2001, tanto el presidente George W. Bush, como Barack Obama, rechazaron de manera repetida la idea de que la lucha contra el terrorismo fuera una lucha de Occidente contra el Islam o cualquier otra cultura.

Bush, por ejemplo, en una de las explicaciones más extensas de su política, cinco años después del 11 de Septiembre, describió la guerra contra el terrorismo como una en la que “todas las naciones civilizadas están unidas” en una lucha “entre la moderación y el extremismo”.

Obama fue más lejos, insistiendo repetidamente en que el terrorismo no representaba una amenaza “existencial” para Estados Unidos de la misma manera que sí lo fueron el comunismo y el nazismo.

En contraste Trump, hablando frente a un monumento a la resistencia polaca a los nazis en la Segunda Guerra Mundial, vinculó de manera explícita la lucha contra lo que el etiquetó como el “terrorismo islámico radical” con aquellas luchas anteriores.

La cuestión ahora es si “tenemos confianza en nuestros valores para defenderlos a cualquier precio”, dijo. “¿Tenemos suficiente respeto por nuestros ciudadanos para proteger nuestras fronteras? ¿Tenemos el deseo y el coraje para preservar nuestra civilización frente a los que quieren destruirla?”

Y vinculó esa defensa con su política de inmigración. “Aunque siempre vamos a darles la bienvenida a nuevos ciudadanos que compartan nuestros valores y el amor por nuestro pueblo, nuestras fronteras siempre estarán cerradas al terrorismo y al extremismo de cualquier tipo”, acotó. (ECHA- Agencias)