Portugal recibe como héroes a ganadores de la Eurocopa 2016

shadow

 

“No hemos dormido. Esta victoria es la primera, teníamos que estar aquí. Es nuestra venganza después de 2004”, afirmó Antonio Ribeiro de Magalhaes, un estudiante de 21 años que se acercó al aeropuerto.

Con media hora de retraso, y escoltado por el ejército del aire, aterrizó en Lisboa el avión Eusebio. El primero en salir fue la estrella del equipo, Cristiano Ronaldo, junto con el entrenador Fernando Santos, y entre ambos le presentaron el trofeo a sus fanáticos.

Posteriormente, los jugadores se subieron a un autobús descapotable rotulado con la palabra “Campeones”, y recorrieron las calles para festejar. La ruta finalizó en el Palacio Presidencial de Belem, donde fueron recibidos por el jefe de Estado, Marcelo Rebelo.

En el balcón, Cristiano Ronaldo volvió a levantar la Copa ante una multitud de hinchas que entonaron con emoción y patriotismo el himno nacional. “Son los mejores de Europa. Han dado el ejemplo al ganar gracias a vuestro coraje, determinación y humildad”, declaró el Presidente.

El acto protocolar terminó con la condecoración de comandante de la Orden de Mérito a los 23 futbolistas. Por último, el plantel volvió al móvil para recorrer las principales arterias de la capital.