Príncipe saudita Mohamed bin Salman pierde apoyo tras el asesinato de Jamal Khashoggi

shadow

 

RIAD.- Mohamed bin Salman, el poderoso príncipe saudita, podría no quedar impune del asesinato del periodista, Jamal Khashoggi, en el cual es señalado por la CIA y otras agencias de ser el autor intelectual del crimen, perdiendo apoyo,  para suceder en el trono.

Aunque solo el rey puede modificar la línea sucesoria, su elegido es rechazado por varios miembros de la corona y los disidentes ya eligieron a un posible reemplazo para el hombre a quien se señala como responsable de haber ordenado el salvaje crimen del periodista

Video relacionado 16 de octubre de 2018

Sin una acusación legal a la vista, el caso ha levantado las tensiones en el seno de la corona, donde crece el rechazo al hijo del rey y ya se vocea a un posible reemplazo.

Decenas de príncipes y primos de la poderosa Casa de Saúd (la dinastía en el poder en Arabia) están buscando una alternativa en la línea sucesoria, según tres importantes fuentes consultadas por Reuters.

Si bien reconocen que el rey Salman, de 82 años, no da indicios de cambiar a su elegido para convertirse en su heredero, la posibilidad no está del todo cerrada.

14 de noviembre de 2018

Y es que la sucesión no es automática de padre a hijo, como sucede en las monarquías europeas. Las tradiciones tribales del reino indican que el rey y los miembros destacados de cada rama deben elegir a quien consideran más adecuado.

Por ello, estos sectores disidentes consideran que, tras la eventual muerte de Salmán bin Abdulaziz, el consejo podría apuntar en una dirección opuesta a la esperada.

17 de noviembre de 2018

 

En ese sentido, ya tienen un candidato y están discutiendo la posibilidad de nombrar al príncipe Ahmed bin Abdulaziz, hermano del actual rey y tío del príncipe, quien cuenta con el consenso del aparato de seguridad e incluso de las potencias occidentales.

No es una sorpresa que se lo nombre como posible candidato, ya que ha mostrado algunas posturas críticas con respecto a la corona. Recientemente, en Londres, deslizó una crítica hacia la monarquía saudita. Pero el año pasado, fue uno de los altos jerarcas que se opuso al nombramiento de Mohamed bin Salman como heredero. (ECHA- Agencias)