Roland Garros: Wawrinka jugará su segunda final al eliminar a Murray

shadow

 

El tenista suizo Stan Wawrinka jugará su segunda final en Roland Garros tras remontar al británico Andy Murray en un partido intenso y largo que duró más de 4 horas y media, y acabó 6-7 (6), 6-3, 5-7, 7-6 (3) y 6-1.

El vencedor de la edición del 2015, que tiene 32 años y 75 días, se convirtió en el finalista más veterano en París desde el yugoslavo Niki Pilic en 1973.

El helvético jugará la cuarta final de un Grand Slam en su carrera, sin que haya perdido ninguna de las anteriores, contra el vencedor del duelo entre el español Rafael Nadal, que busca su décimo Roland Garros, y el austríaco Dominic Thiem, que a sus 23 años no ha disputado ninguna final de un grande.

“Con un ambiente como este sólo podía jugar a tope, ha sido sensacional”, dijo desde la pista el suizo, que formó un corazón con sus manos en señal de agradecimiento al público de París.

Wawrinka aseguró que la clave de la victoria fue no darse por vencido.

“He preferido ver las cosas desde el lado positivo y sabía que había dominado los tres primeros sets”, dijo Wawrinka, que por cuarta vez en su carrera derrotó a un número uno del mundo.

La reedición de la semifinal del año pasado acabó con resultado diferente. Si en 2016 fue Murray quien pasó a la final, en esta ocasión el suizo mantuvo más la calma para acabar imponiéndose en el maratón.

La del año pasado fue la primera vez que Murray venció a Wawrinka en tierra batida.

Murray, que el año pasado jugó su primera final en París, donde se inclinó ante el serbio Novak Djokovic, puso de manifiesto las dudas en su juego que ha venido mostrando últimamente.

Su número uno del mundo está a salvo por el momento, mientras que el suizo puede acabar como 2 si gana su segunda Copa de Mosqueteros o si Rafael Nadal no pasa a la final.

Wawrinka sumó hoy su décima victoria consecutiva sobre tierra batida, su mejor serie en esa superficie, que comenzó en el pasado torneo de Ginebra que acabó ganando.