Rusia: Sanciones de EEUU equivalen a una “guerra comercial a gran escala” (VIDEO)

shadow

 

MOSCÚ.- El premier ruso Dmitry Medvedev advirtió que las sanciones de EEUU equivalen a una “guerra comercial a gran escala” y adelantó  que se tomaron medidas de respuesta al no existir  posibilidad de mejorar las relaciones bilaterales.

En un posteo en su cuenta de Facebook, Medvedev también señaló  que las sanciones demostraban la impotencia de la administración del presidente Donald Trump.

“Se terminó la esperanza de que nuestras relaciones con la nueva administración estadounidense mejoren”, escribió.

“En primer lugar, la mejora de nuestras relaciones con la nueva Administración estadounidense está muerta”, proclamó el expresidente ruso en un mensaje divulgado en Facebook y recogido por la agencia de noticias oficial Sputnik.

La dura reacción llega después de que el Kremlin reaccionara de forma más austera y diplomática, asegurando que la promulgación de la ley por parte de Trump “de facto no cambia nada”, ya que se daba por descontada.

“De facto no cambia nada. No hay nada nuevo. Ya se han tomado las medidas de respuesta”, dijo el vocero del gobierno, Dmitri Peskov, en alusión a la orden dictada el viernes por Rusia para que 755 funcionarios de la embajada de EEUU en Moscú, entre diplomáticos y personal técnico, cesen su actividad a partir del 1 de septiembre.

Desde que asumió el poder, el gobierno de Trump es acosado por denuncias de complicidad de su comité de campaña con Rusia en la campaña presidencial del año pasado para derrotar a la aspirante del partido Demócrata, Hillary Clinton.

El mandatario se encontraba en la disyuntiva de aplicar las sanciones, apoyadas por amplia mayoría en el Congreso, o evitarlas para no empeorar las relaciones con el Kremlin.

El pasado domingo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, respondió anunciando que 755 diplomáticos estadounidenses deberían abandonar el territorio ruso. Con esa medida, los dos países tendrán el mismo número de diplomáticos en sus respectivas legaciones, 455 personas. (ECHA- Agencias)