Salud: 175 millones ignoran que padecen diabetes

shadow

 

Cerca de 400 millones de personas padecen diabetes en el mundo, según la OMS. Los expertos alertan de la existencia de una “diabetes oculta”. Se calcula que existen unas 175 millones de personas que tienen diabetes pero no lo saben, concentrándose dos millones de casos no diagnosticados en España. “La diabetes no duele. Sus síntomas pasan frecuentemente desapercibidos porque el paciente apenas los nota y en muchos casos ni siquiera los conoce.

La gran mayoría descubre su enfermedad cuando acude al médico por otros motivos”, cuenta el doctor Diego Fernández, endocrino y responsable de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Esta enfermedad se concentra en su mayoría en países de bajos y medios ingresos. En China, India, México o Egipto se encuentran dos tercios de los casos de esta enfermedad. Solo en México casi 100.000 personas murieron en 2015, lo que llevó al Gobierno a emitir una alerta por enfermedad no transmisible. “Es la primera vez que se da a conocer una alerta de este tipo por una enfermedad no contagiosa”, declaró José Narro, Secretario de Salud.

El incremento de la diabetes puede atribuirse a cambios en el comportamiento social y a una alimentación inadecuada, que han provocado un estilo de vida cada vez más sedentario. “Tú eliges si te cuidas o te mueres”, afirma Javier Rendón, exdeportista y diabético. La actividad física y una dieta equilibrada son dos hábitos que pueden prevenir o retrasar esta enfermedad.

Rendón considera que hace falta una orientación más clara sobre los efectos de la comida en el cuerpo de un diabético. “No tenemos una cultura sobre la comida, las poblaciones de alta marginalidad no tienen oportunidad de consumir alimentos saludables”, asegura.

A nivel laboral también afecta a quienes la sufren. Un estudio de la Universidad de East Angila, en Reino Unido, reveló que la enfermedad reduce las oportunidades de empleo de las personas.   Hay que tener en cuenta la reducción de la productividad como consecuencia de los días laborales perdidos, ya que los pacientes deben controlarse de manera regular para evitar complicaciones, y los costes asociados a otras enfermedades generadas por la diabetes.

Este trastorno es la principal causa de ceguera y de enfermedad renal avanzada con necesidad de diálisis. ”Al padecer diabetes y tener las defensas muy bajas los riesgos son enormes, cualquier infección se puede hacer muy grave”, explica el ex deportista.

La OMS estima que en 2035 el número de diabéticos podría alcanzar los 600 millones de personas, lo que convertiría la diabetes en la séptima causa de muerte a nivel mundial.

Esta enfermedad no se puede curar pero sí controlar. “Sigo con el mismo espíritu, con las mismas ganas de mantenerme activo y de hacer muchas cosas”, concluye Rendón.

Miriam Barroso Trigueros/ Periodista

Twitter: @miriambarroso16/ Fotos internet-medios