Se extiende peligrosa flor invasora de la naturaleza: Eichhornia crassipes

shadow

 

Por el mundo se extiende una plaga vegetal invasora que destruye como ninguna otra los ecosistemas acuáticos de ríos y lagos: Eichhornia crassipes, también conocido como camalote o jacinto de agua, es una planta originaria de las aguas dulces de las regiones cálidas de América del Sur, en las cuencas Amazónica, y del Plata.

Sus pétalos de color lila y el vivo color verde de sus hojas, son solo una apariencia agradable. Según los botánicos, este organismo vegetal es un auténtico ‘demonio’; la más peligrosa de las diez especies invasoras vegetales del mundo.

Crece a un ritmo enloquecedor, su masa se duplica en una semana y en un mes, se multiplica por 70. Crea islotes tan grandes y tupidos que no permiten la llegada de la luz a los microorganismos acuáticos. Así, muere todo ser vivo en el agua. Además, aumenta la velocidad de evaporación del agua y su descomposición incrementa los niveles de sulfuro de azufre en el agua, haciendo que se vuelva tóxica.

Desde hace más de una década, Europa lucha contra esta plaga y aún no ha podido contenerla. En España, el río Guadiana, en Extremadura, está prácticamente cubierto por la planta. Pero ya sea mediante migración de especies o cualquier otro método, el camalote está invadiendo nuevos territorios.

En Irán, ha sido detectado en lagunas y ríos en el norte y el sur del país. Las autoridades advierten de que el riesgo es serio. Se precisa que no es una planta ornamental, sino una especie invasora.

Propiedades

Es usada como planta medicinal, fertilizante de suelos y decorativa; por fuera de su nicho original se la considera especie invasora. Está incluida en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo1 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Sin embargo, estas plantas no sólo hacen un aporte estético, sino que también contribuyen a mejorar la claridad y calidad del agua, dado que limitan el crecimiento de algas y eliminan el exceso de la materia orgánica, incluyendo los desechos de los peces, el nitrógeno, e incluso los metales pesados como cobre y plomo.

Fuente: HispanTV