Simeone: Hay equipos que jamás deberían descender por la competencia que generan

shadow

 

Diego “Cholo” Simeone nació en Buenos Aires y comenzó su carrera como futbolista en Vélez Sarsfield. Hijo de un futbolista aficionado y miembro de una familia de clase media con dos hermanas más, una de las cuales se convirtió, luego, en su representante.

Como jugador, Simeone fue un ‘pata brava’ con cojones para defender, atacar, correr y pegar durante los 90 minutos de un partido y se convirtió en ídolo del Atlético de Madrid, siendo artífice del doblete de Liga y Copa en España en la temporada 1995-1996.

Esta campaña con el ‘Atleti’ le dio la posibilidad de llegar al Inter de Ronaldo y allí ganó la Copa UEFA. Aquel equipo contaba con jugadores del tamaño de Gianluca Pagliuca, Javier Zanetti, Youri Djorkaeff, Roberto Baggio, Taribo West, Iván Zamorano, Andrea Pirlo y Dario Simic, entre otros.

De allí pasó al Lazio, que pagó diez millones de dólares para obtener su firma y celebró una liga, una copa, una supercopa italiana y una supercopa europea con el memorable equipo de Sven Goran Eriksson con Angelo Peruzzi, Néstor Sensini, Sinisa Mihajlovic, Alessandro Nesta, Fernando Couto, Dino Baggio, Karel Poborsky, Pavel Nedved y Juan Sebastián Verón, entre otros.

Con la Selección Argentina, Diego Simeone alcanzó a vestir la ‘albiceleste’ 106 veces levantando dos Copas América (1991 y 1993), una Copa Confederaciones en 1992 y la medallas de plata en los Juego Olímpicos de 1996. También jugó 11 partidos en tres mundiales en USA 1994, Francia 1998 y Corea y Japón 2002.

Como director técnico, el ‘Cholo’ inició su carrera en 2006 con Racing, el último equipo que lo tuvo como jugador. En el cuadro de Avellaneda, Simeone tomó el timonel del equipo en los últimos partidos del torneo argentino y a pesar de las victorias que consiguió la junta directiva no le dio la continuidad.

Fue así como llegó a Estudiantes de la Plata y comenzó a mostrar su talante como adiestrador exitoso. De entrada ganó el torneo Apertura del 2006 y le puso fin a una sequía de 23 años que cargaba el equipo platense.

Este triunfo le dio las credenciales suficientes para asumir la dirección técnica de River Plate, y con los ‘millonarios’ volvió a ser campeón en el torneo Clausura 2008. Pero el ‘Cholo’ quedó eliminado de la Copa Sudamericana y renunció al equipo de la ‘banda cruzada’ y tras una fugaz experiencia en San Lorenzo pasó a dirigir al Catania.

En Italia, el ‘Cholo’ vio cómo su táctica de entrenador dio resultados asombrosos. El entrenador argentino no solo salvó al modesto equipo del descenso sino que firmó una de las mejores campañas del conjunto en la Serie A.

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego “Cholo” Simeone (i), da instrucciones al delantero colombiano Radamel Falcao. EFE/Javier Etxezarreta

Hasta que llegó al Atlético de Madrid, haciendo magia en una liga dividida entre el Barcelona y el Real Madrid y consiguiendo los campeonatos de la Copa del Rey en 2013 y la liga y supercopa en 2014, además de la Europa League y la supercopa europea en el 2013.

En el 2014 Simeone llevó al ‘Atleti’ hasta la final de la Champions League eliminando en octavos al Milan, en cuartos al Barcelona y en semis al Chelsea. En Lisboa, el cuadro ‘colchonero’ tenía la ‘orejona’ en sus manos desde el minuto 36′ cuando Diego Godín abrió el marcador, hasta el 93′ cuando Sergio Ramos igualó en 1-1 y mandó los dos equipos en la prórroga. Allí el cuadro ‘blanco’ fue una aplanadora.

DICHOS POR EL “CHOLO”

Dirigiendo al Pincha, uno de los momentos más emotivos que ha vivido como técnico se registró contra Boca Juniors en 2006. Estudiantes de La Plata llevaba 10 años sin poder ganarle a los Xeneizes y arrancaron perdiendo. Dieron la vuelta al marcador y en el último segundo del encuentro se estrelló el balón en el poste, evitándose así el empate. Aquella salvada la festejó como loco, a lo que dijo: “Es parte del futbol. Los palos juegan, son parte del campo”.

Declarado hincha de Racing, no se alegró por el descenso del Independiente a la B. En su opinión hay equipos con historia y que son importantes en su respectiva liga, equipos que jamás deberían descender debido a la competencia que generan.

En su percepción como entrenador Simeone resalta que es fundamental generar la competencia interna en un vestuario, sobre todo después de ganar: “Es como en cualquier trabajo: si te traen uno que trabaja bien, el culo se te hace chiquito; si no te traen competencia, haces lo que quieres”.

Sin duda para él lo más importante es su familia. Uno de sus conceptos de vida radica en que así como te brindes a un oficio o a un trabajo, tus hijos aprenderán de ti sin necesidad de que les impongas.

Fuente: agencias/Foto: elfrafico.com.ar