Steven Spielberg: Redes sociales es excusa para perder el contacto físico entre humanos (VIDEO)

shadow

 

Tras su regreso a la ciencia ficción con Ready Player One, un cuento futurista sobre la realidad virtual, Steven Spielberg, advierte que  las redes sociales han creado una excusa para perder el contacto físico entre seres humanos.

En la novela se describe el mundo virtual: “Se ha convertido una prisión autoimpuesta para la humanidad. Un lugar placentero para que las personas se escondan de sus problemas mientras la civilización se desmorona”. ¿Nos dirigimos hacia ese colapso? Es solo una película, aunque se puede leer como un cuento con moraleja: demasiado de algo bueno resulta perjudicial”.

“Recuerdo cuando tenía tres años y llegó a casa la primera tele. Mis padres vieron que era peligrosa, te podías volver un adicto al tubo. Me limitaron las horas, a un par por semana. Tenían gran capacidad de anticipación. Muchos de mi generación se perdieron en ella, aunque también aprendimos mucho”, agregó.

“Cualquier nuevo medio puede ser usado o abusado. Y, en este caso, la moraleja consiste en que el mundo real se cae a pedazos en 2045, en lo económico y también moral y espiritualmente. Y mucha gente, por poco dinero, puede escapar a otra existencia de su creación. Y olvidarse de cómo les afecta el mundo real” accotó.

“Las redes sociales han creado una excusa para perder el contacto visual entre seres humanos. Los nuevos medios no requieren del cara a cara para comunicarse, y creo en el valor de mirar a los ojos de una persona y tener una conversación. Me asusta eso. Hoy existe menos contacto social. Nunca he estado en Facebook ni en Twitter.

Señaló que en esa ficción hay refugiados, cambio climático, crisis energética, multinacionales fascistas. Parece querer advertir de algo.

“Las personas deberíamos centrar la atención en el mundo que nos rodea. Todo nuevo medio que proporciona una válvula de escape de nuestras responsabilidades es un peligro. Esta película trata de ilustrar cuántos preferirían vivir en un mundo de su creación antes que transformar aquel en el que nacieron. No digo que esté pasando ahora.

“Pero es una advertencia. Hoy hay más noticias que nunca. Pero son tantas que tenemos que elegir qué creer. Cuando era pequeño solo había tres canales y unos pocos periódicos, y cuando me contaban lo que pasaba les creía. En esta época, con ese horrible hashtag de las fake news y una plétora de canales de distribución dando todo tipo de ángulos sobre la misma historia, algunos de ellos con la intención de alejarte de la verdad, se vuelve cada vez más complicado descubrir qué es cierto y qué no”, concluyó. (ECHA- Agencias)