Suiza, Croacia, España y Portugal en alerta roja por ola de calor y 11 países en nivel naranja (VIDEO)

shadow

 

Ante la ola de calor extremo, que en alguna regiones supera los 40 grados, los gobiernos de Suiza, Croacia, España y Portugal se declararon en alerta roja y otros 11 países en el nivel naranja, con el que el verano de este año es uno de los más calurosos en a historia.

En su último boletín, la vicesecretaria general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Elena Manaenkova, señaló que debido a este incremento de calor extremo se esperan nuevos récords de calor en los próximos días.

Suiza, Croacia, España y Portugal se encuentran en alerta «roja» por calor extremo según recoge Meteoalarm, la web de la Unión Europea (UE) que proporciona información sobre fenómenos climáticos adversos.

En alerta naranja figuran amplias zonas de Francia, Bélgica, Austria, Lituania, Estonia, Polonia, Noruega, la República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Grecia, por «situaciones peligrosas por fenómenos inusuales, como altas temperaturas, que pueden producir daños en las personas».

La ola de calor que afecta a gran parte de Europa se debe al sistema estacionario de alta presión, un fenómeno que se ha repetido de forma constante en las condiciones meteorológicas europeas durante los dos últimos meses.

Las altas temperaturas registradas en Noruega han provocado que renos y otros animales busquen refugio en los túneles que atraviesan las montañas. El pasado miércoles se registraron 31 grados en Finnmark, al norte del Círculo Polar Ártico. En la región se vivieron noches «tropicales», por encima de los 20 grados.

Las altas temperaturas que se registran estos días en el norte de Europa han obligado a cubrir con espuma aislante el glaciar de Ródano, en los Alpes Suizos, para evitar que se derrita.

Alemania, con máximas diurnas de hasta 38ºC, también sufre el rigor de la canícula, según el Servicio Meteorológico Alemán, que alerta asimismo del peligro de tormentas eléctricas.

 Las aguas del mar Báltico en el litoral alemán han alcanzado temperaturas semejantes a la costa mediterránea francesa, con hasta 27ºC, 10 por encima de lo habitual, según datos oficiales.

Además, el nivel de algunos ríos ha bajado a mínimos históricos, lo que ha obligado a restringir el transporte fluvial de mercancías en algunos puntos del Rin. Las autoridades de Berlín anunciaron que se repartirá agua y protector solar entre los sintecho. Algunos vehículos antidisturbios de la policía alemanana están siendo utilizado en Berlín para refrescar el asfalto.