Tesorero del Vaticano dimite por acusaciones de abuso sexual (VIDEO)

shadow

 

SANTA SEDE/Vaticano.- El cardenal australiano George Pell, responsable de Finanzas del Vaticanodimitió temporalmente para defenderse de acusaciones de abuso sexual en su país, convocado a una audiencia ante un tribunal en Melbourne el 18 de julio.

El Papa Francisco concedió a Pell licencia para demostrar su inocencia en Australia, afirmó en Roma un hombre de confianza del Sumo Pontífice.

“He mantenido informado con regularidad al Papa Francisco durante este largo proceso y hace pocos días he hablado con él sobre la necesidad de tomar licencia para limpiar mi nombre”, dijo Pell en un comunicado.

“Repito que soy inocente de estos cargos. Son falsos. La idea de abuso sexual es aborrecible para mí”, aseguró el cardenal.

En Australia se había abierto poco antes una investigación contra el cardenal, de 76 años, por sospecha de abuso sexual. Es la primera vez que un jerarca de tan alto rango en el Vaticano está siendo investigado por acusaciones de abuso sexual.

Antes de ser trasladado a Roma, Pell fue arzobispo de Melbourne y Sydney. A principios del 2014, el Papa Francisco le nombró secretario de Economía del Vaticano, un puesto de nueva creación similar a un Ministerio de Finanzas.

Video relacionado

Ni la Policía australiana ni Pell han detallado las acusaciones presentadas contra el prelado. Según medios australianos, los supuestos abusos se cometieron ya hace mucho tiempo.

En el pasado se habían presentado en varias ocasiones quejas por supuestos casos de abuso sexual de menores cuando Pell se desempeñaba como sacerdote en Ballarat (1976-1980) y como arzobispo en Melbourne (1996-2001).

“Hasta el momento, ninguna de las acusaciones presentadas contra el cardenal Pell ha sido investigada por un tribunal”, subrayó el subjefe de la Policía de Victoria, Shane Patton. Pell tiene derecho a un “juicio justo”, recalcó.

Los acusaciones son especialmente delicadas porque Pell había admitido que durante años la Iglesia católica de Australia había restado importancia al abuso sexual de niños. El propio clérigo había sido criticado por haber encubierto tales casos. (ECHA – Agencias)