Trump disuelve su fundación ante acusación fiscal de usarla  con fines personales y políticos (VIDEO)

shadow

 

NUEVA YORK.- La fiscal general del estado, Barbara Underwood, anunció que el presidente, Donald Trump,  acordó el cierre de su fundación ante acusaciones de que la usaba para su propio beneficio personal y político.

Underwood cuya investigación descubrió «un patrón escandaloso de ilegalidades en la Fundación Trump, incluida la coordinación ilegal con la campaña presidencial de Trump», no ha cerrado su demanda contra Trump y sus tres hijos mayores -Eric, Donald Jr. e Ivanka-, pero de momento ha logrado la disolución de la entidad y el reparto de los fondos que quedaban -1,75 millones de dólares- entre otras fundaciones.

 Según la demanda, Trump usaba el dinero de la fundación para asuntos como pagos de acuerdos extrajudiciales de sus negocios, la compra de arte para sus clubs o donaciones políticas no permitidas.

En lugar de utilizarla como una organización benéfica, Trump y sus hijos hicieron de ella «poco más que una chequera para servir sus intereses políticos».

Después de la liquidación de la fundación, a la fiscalía le quedan otros dos objetivos en este asunto: que pague una indemnización de 2,8 millones de dólares, más multas, y la prohibición de que Trump o sus hijos formen parte por el momento del consejo de administración de ninguna otra organización benéfica en Nueva York.

Video relacionado 18 de diciembre de 2018

Trump trató de ahorrarse el problema y cerrar de forma voluntaria la fundación desde que consiguió la victoria electoral en 2016, pero la fiscalía se lo había impedido por estar la entidad bajo investigación.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, prefirió no hacer comentarios sobre el acuerdo sobre la fundación. Un abogado de la entidad, Alan Futertas, aseguró a la CNN que las palabras de la fiscalía sobre el acuerdo son «engañosas» y que la fundación ha tratado de disolverse hace mucho.

Entre las actividades ilegales que detalla la demanda, está un evento benéfico organizado para veteranos del Ejército celebrado en Des Moines (Iowa) a comienzos de 2016, cuya recaudación de 2,8 millones de dólares fue para uso político de Trump.