Uchuraccay: Videos del levantamiento de cuerpos y entierro de los mártires

shadow

 

Cada 26 de enero cuando recordamos el cruel asesinato de 8 periodistas en las alturas de Ayacucho, los diferentes medios de comunicación rememoran el triste episodio mostrando fotografías de archivo y testimonios desgarradores de los deudos.

Los canales de televisión preparan reportajes especiales en los que se incluye las fotografías de Willy Retto, cuya cámara fue encontrada tres meses después del asesinato de los mártires.

La vergüenza, escándalo y repercusión mundial no pudieron ser evitados por el gobierno de Fernando Belaunde Terry. El material fílmico de la época cuando se encontraron los cadáveres y los videos del multitudinario sepelio no se muestran en los canales televisivos, a pesar de que todos los medios de comunicación estuvieron presente.

Misteriosamente mucho material en video fue desapareciendo, quizás para no incomodar al gobierno de Fernando Belaunde Terry. O para no dejar mal parada a la comisión investigadora nombrada y con conclusiones hechas a la medida del gobierno y que estuvo encabezada por Mario Vargas Llosa.

Sin embargo nuestra incesante búsqueda nos llevó a recurrir a los archivos históricos del extranjero. Luego de revisar miles de archivos hemos podido rescatar documentos fílmicos invaluables.

En el libro base de toda investigación del caso: “25 años. Uchuraccay. La tragedia del 26 de febrero de 1983”, del Dr. Roberto Mejía Alarcón, el autor nos dice: “¿Qué sustancias bullen en el espíritu del periodista? ¿Qué épicas y éticas esculpen su conciencia? ¿Qué urgencias agigantan sus pasos? ¿Qué nutrientes consolidan su afán que los lleva más allá de los límites de lo cotidiano, de la medianía, de lo gris, de los lugares comunes y de la redundancia?”.

El Dr. Roberto Mejía Alarcón añade en la obra: “Una primera respuesta nos lleva a considerar la presencia de una filogenia decidiendo su temprana vocación. Así el futuro periodista, el próximo ciudadano (a quien apenas se le dibuja los primeros brotes de la barba), evidencia garra tesón y curiosidad por conocer las causas de los hechos. Como diría Máiler, el periodista lo es mucha antes que el suceso. En este inminente periodista, no hay erráticas vocaciones: por tanto está en capacidad de no confundir el mero entusiasmo con la vocación; el alarde de los sentidos, con la serena reflexión de la conciencia.

A pesar de que hubo una sentencia judicial, para nosotros aún es un caso abierto. En los últimos años hemos sido testigos de publicaciones importantes, como el libro “Las Tumbas de Uchuraccay, treinta años después”, de Chema Salcedo, que nos da un enfoque preciso sobre la matanza.

En 2015 Víctor Tipe Sánchez y Jaime Tipe Sánchez presentaron el libro “Uchuraccay, el pueblo donde mataban a los que llegaban a pie”, un trabajo de investigación extraordinario que a manera de gran reportaje incluye testimonios nunca antes revelados de testigos de la matanza. Incluso revela que varias de las cámaras de los periodistas asesinados fueron llevadas por Fortunato Gavilán, el teniente gobernador de Uchuraccay, hasta el poblado de Tambo para ser vendidas.

Han pasado 35 años del asesinato de 8 periodistas y un guía, ningún testimonio, ninguna investigación debe quedar de lado. Las nuevas generaciones deben conocer cómo sucedieron los hechos, a pesar de que la gran prensa, con todos los recursos que tiene a su disposición, no muestra interés en buscar más material, estos videos, así como los libros de Chema Salcedo, Víctor Tipe Sánchez y Jaime Tipe Sánchez, nos van a ayudar a descubrir la verdad. ¡Mártires de Uchuraccay, nunca los olvidaremos! (Walter Sosa Vivanco)

Imagen inédita tomada antes del asesinato de 8 periodistas. Comuneros de Uchuraccay con fusiles ametralladores en las manos, acompañados de unifornados. Alejandrina de la Cruz, profesora de la escuelita de Uchuraccay, quien se encontraba de vacaciones cuando sucedió el asesinato y conocía a toda la comunidad, vio la foto y reconoció a Dionisio Morales como uno de los comuneros que sostiene un FAL en las manos.

Imagen inédita tomada antes del asesinato de 8 periodistas. Comuneros de Uchuraccay con fusiles ametralladores en las manos, acompañados de unifornados. Alejandrina de la Cruz, profesora de la escuelita de Uchuraccay, quien se encontraba de vacaciones cuando sucedió el asesinato y conocía a toda la comunidad, vio la foto y reconoció a Dionisio Morales como uno de los comuneros que sostiene un FAL en las manos.

PedroSanchez

El llanto desgarrador de la hijita del mártir Pedro Sánchez, reportero gráfico de El Diario de Marka.

Sedano

Los trabajadores del diario La República, llevan el féretro con los restos del mártir Jorge Sedano.

FIP

Repudio mundial por la masacre. La FIP se pronuncia.

El reportero gráfico Oscar Retto y el dolor más inconsolable que un ser humano puede sufrir: la muerte de su hijo, el también reportero gráfico Willy Retto. Sus compañeros de trabajo se unen en un abrazo interminable.

El reportero gráfico Oscar Retto y el dolor más inconsolable que un ser humano puede sufrir: la muerte de su hijo, el también reportero gráfico Willy Retto. Sus compañeros de trabajo se unen en un abrazo interminable.